top of page
  • Redacción Pares

Un homenaje a la persistencia contra el olvido

Por: Redacción Pares


El Encuentro por la Verdad #ReconocemosSuBúsqueda: “Reconocimiento a la persistencia de las madres y familias buscadoras de personas desaparecidas”, se llevó a cabo entre el 26 y 28 de agosto en la ciudad de Pasto, Nariño. El acto de reconocimiento fue organizado conjuntamente por la Comisión de la Verdad y la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas.


Durante los tres días, hubo encuentros académicos, intercambios de experiencias nacionales e internacionales, acciones culturales y simbólicas, y un acto que permitió el diálogo entre las instituciones y familiares buscadores de personas dadas por desaparecidas, en el que se reconoció su persistencia.

Las asociaciones aprovecharon el espacio para dar a conocer a sus familiares desaparecidos y honrar su memoria; al mismo tiempo destacaron las actividades artísticas que les han servido para sobrellevar el dolor y retomar fuerzas para seguir en la búsqueda que por momentos parece no tener fin. Foto: Pares

“Queremos que está sea la búsqueda de la mano de un país que le duele que quiere la verdad. Que no sea solo un evento al año”, afirmó Lida Quevedo de la Fundación Yovany Quevedo ‘Lazos De Vida’. Mientras que Martha Oviedo aseguró: “Que responda el Estado. No más desaparecidos forzadamente. No más impunidad”.


Mientras que Luz Marina Hache, quien busca a su esposo Eduardo Loffsner Torres desde hace 32 años expresó: “No compartimos la memoria oficial que dice “quien sabe en qué andaba” o “por algo sería”.

«El dolor nunca se va a ir»


“El dolor nunca se va a ir, pero hemos trabajado para estar mejor, nos apoyamos y nos damos fuerzas cuando lo necesitamos. Ahora seguimos luchando, algunas por justicia y otras porque siguen buscando a sus familiares”, indicó Ydalí Garcerá, madre de uno de los jóvenes de Soacha asesinados y presentado como baja en combate en los mal llamados ‘Falsos positivos’.

El artista Pedro Ruiz se refirió al arte como un elemento de consuelo y de transformación: “Para esta obra me inspiré en el amor que es el arma que nos puede ayudar a sobrevivir”. Foto: Pares

En una de las jornadas se hizo la entrega oficial de la talla en madera ‘Corazón abierto’ por parte del artista Pedro Ruiz y La Paz Querida a la ciudad de Pasto, un reconocimiento a las madres buscadoras que reposará en la Casa de la Memoria.


Por su parte, la directora de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas en contexto y en razón del conflicto armado colombiano, Luz Marina Monzón, expresó que «La UBPD reconoce la valentía, dignidad y persistencia de sus familias en la búsqueda de sus seres queridos y reafirma su compromiso en acompañarlas, apoyarlas, asesorarlas y fortalecerlas en esta búsqueda desde su labor humanitaria

“Están las mujeres buscadoras de todos los lados, los que buscan ante los crímenes de Estado, los que buscan a los desaparecidos de la guerrilla, los que se llevó a las montañas que nunca aparecieron, que son buscado hace 10 años o más, los que desaparecieron los paramilitares…”, dijo Francisco de Roux, director de la Comisión de la Verdad. Foto: Pares

En este acto Francisco De Roux expresó: “Gracias a las mujeres, buscadoras incansables de nuestra dignidad como colombianos”, mientras que el artista Pedro Ruiz se refirió al arte como un elemento de consuelo y de transformación: “Para esta obra me inspiré en el amor que es el arma que nos puede ayudar a sobrevivir”.

«La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas en contexto y en razón del conflicto armado colombiano entiende que la desaparición forzada en Colombia ha afectado a miles de familias y a la sociedad en su conjunto y que es necesario solidarizarnos humanamente con el dolor.» explicó su directora, Luz Marina Monzón. Foto: Pares

En el acto de cierre, la comisionada Marta Ruiz también afirmó: “Las buscadoras, esas personas que con un retrato en la mano se han rebelado contra la dictadura del negacionismo y el olvido, contra el cinismo y las justificaciones, y le han dado a Colombia y al mundo una lección de dignidad, de humanidad. Ellas señalan caminos para afrontar un pasado doloroso, que todavía se niega a ser pasado”

bottom of page