«Un día mi hija se fue a estudiar y nunca volvió»

Por: Redacción Pares


Este fin de semana, Asofavida entregó un informe a la Comisión de la Verdad que documenta 71 casos de desaparición forzada en el departamento de Arauca. Bocotá es una mujer indígena que se levanta todas las mañanas con la incertidumbre de no saber qué pasó con su pequeña hija de 11 años. “Un día se fue a estudiar y nunca volvió”, cuenta entre lágrimas y con un dolor que su entrecorta sus palabras. Hoy, la sigue buscando, sabe que ya no está en cuerpo presente, pero asegura que su alma sigue viva, que “se convirtió en semilla” y que vivirá por siempre.


Este testimonio hace parte de la Asociación de Familias de Desaparecidos por la Defensa de la Vida, los Derechos Humanos, la Paz, la Convivencia y la Reconciliación en el Sarare (Asofavida). Ellas y muchas más mujeres, algunos hombres también, han dedicado la mayor parte de su vida a buscar a un ser querido desaparecido en el departamento de Arauca.


La búsqueda de las personas desaparecidas ha sido liderada, principalmente, por los familiares, quienes durante más de cuatro décadas han luchado por el reconocimiento de sus derechos y han exigido respuestas frente a dos preguntas claves: qué pasó y dónde están sus seres queridos.