Tumaco, entre la economía ilegal y resistencias juveniles