• Línea paz, posconflicto y derechos humanos

Tienen rostro: Luis Cuarto Barrios Machado

Por: María Camila Contreras y Angélica Gutiérrez, Línea Conflicto, Paz y Postconflicto – Pares


Luis Cuarto Barrios Machado, de 55 años, fue asesinado mientras hacía la siesta en su vivienda del barrio Villa Paraíso, en el municipio de Palmar de Varela, Atlántico, el 3 de julio de 2018. Dos individuos en moto llegaron a la casa de Luis y, aproximadamente a la 1:40 p.m., le propinaron dos disparos en la cabeza. Ese día todos los pobladores del barrio veían el partido Colombia-Inglaterra, ocasión fue aprovechada por los homicidas para cometer el crimen.

Barrios era uno de los líderes comunitarios más reconocidos en El Palmar, donde residió durante 14 años. Hasta el final de sus días trabajó en la presidencia de la Veeduría de Control Ciudadano de Palmar de Varela. También hizo parte de la presidencia de Asocomunal y del Comité Ejecutivo Municipal del Polo Democrático con el objetivo de presentarse a la Alcaldía del municipio. Además, fue dos veces aspirante al Concejo municipal, en 2014, por el Centro Democrático, no obstante, no tuvo éxito.

Luis también habría sido crítico radical del negocio del microtráfico en el municipio, lo que pudo haber constituido un escenario de riesgo. La Fiscalía reveló que antes de ser asesinado el líder había interpuesto 23 denuncias formales a propósito de las deficiencias del servicio de salud y el tráfico de estupefacientes en el territorio; así mismo, había denunciado más de 20 casos de corrupción.

En cuanto a su seguridad personal, en reiteradas ocasiones había denunciado las amenazas de muerte de las que fue objeto durante sus últimos meses; sin embargo, no obtuvo respuesta alguna por parte de las autoridades, a pesar de haber solicitado medidas de protección. La última de las amenazas recibida por el líder comunal tiene fecha del 30 de mayo.

En agosto de 2016, la Fiscalía capturó como presuntos responsables del crimen contra Barrios a Javier Renán Pabón Vásquez, alias ‘Ganzúa’ o ‘Javiercito’, Jeffrey Jesús Madera Maldonado, Elvis Fidel Egea Buzón y Manuel José Silvera Manjarrez. La entidad también afirmó que contra los dos últimos hombres se habría emitido órdenes de captura. El primero había amenazado de muerte a Barrios y el segundo estaba asociado al negocio del microtráfico en la vereda.

En declaraciones para La Silla Caribe, Paola Eljaik, exprofesora de Barrios, afirmó que será recordado como “un hombre valiente y entregado a su familia, que luchó contra todo el sistema y terminó siendo una víctima; un hombre que aunque conocía las irregularidades detrás del funcionamiento político de Palmar de Varela ignoraba el peligro detrás de las mafias que denunciaba”.