Terna de la impunidad o la democracia secuestrada