Siguen intentando acabar el Acuerdo de Paz

Por: Mateo Quintero, Redacción Pares

Pese a que el 12 de diciembre fue tumbada la proposición aditiva que buscaba permitirle al Gobierno reactivar las órdenes de captura contra miembros de la extinta guerrilla de las FARC, las pretensiones del Centro Democrático para atacar el Acuerdo de Paz son claras. En la Ley de Orden Público, el representante a la Cámara Álvaro Hernán Prada pretendió añadir un artículo para que las órdenes de captura ya suspendidas pudieran volver a hacerse efectivas. Lo preocupante del caso, es que la propuesta tuvo eco en el Congreso, pues fue aprobada en primer debate con 119 representantes votando a favor y tan solo 20 en contra.

Al respecto, la Misión de Verificación de la ONU afirmó que la propuesta aditiva de Prada “tiene precisamente el potencial de afectar las garantías jurídicas de los exmiembros de las FARC-EP que han hecho dejación de armas y están en proceso de reincorporación». La proposición aditiva no hace referencia explícita a los excombatientes reincorporados, quienes no constituyen hoy, como lo reza la proposición, una “organización armada al margen de la ley”.

Sin embargo, el mismo día que la propuesta pasó el primer debate, el 11 de noviembre, el líder del Partido FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, le envió una carta a Hernán Darío Velázquez alias ‘El Paisa’, diciéndole que está dispuesto a viajar hacia donde él se encuentre para acompañarlo a presentarse ante la JEP. “Camarada, hermano, si usted lo considera pertinente, yo mismo me ofrezco para viajar al lugar donde usted se encuentre, con el propósito de acompañarlo en su viaje a Bogotá, para que se sienta más tranquilo en su presentación en la JEP. Sobra decirle que el equipo jurídico del partido le brindará todo el apoyo necesario”. Así entonces, el líder de ese partido ha expresado su vocación para continuar con lo pactado en el Acuerdo de paz.

Ahora, pese a los intentos de destruir el Acuerdo, la participación política de la FARC parece no tener vuelta atrás. La curul de Jesús Santrich, que estaba en ascuas por la investigación que adelanta la Fiscalía en su contra, se salvó después de que un fallo del Tribunal de Cundinamarca le ordenó a la mesa directiva de la Cámara de Representantes que, en un plazo de 48 horas, llame a lista al siguiente candidato del Partido FARC para que ocupe esa curul y no quede en silla vacía. El siguiente de esa lista sería entonces Benedito de Jesús Montenegro, quien ahora va a fungir como represe