Sigue latente el riesgo para el liderazgo social

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares

El Consejero Presidencial para los Derechos Humanos, Francisco Barbosa, señaló este miércoles que en lo que va de gobierno del presidente Iván Duque, la cifra de asesinatos contra líderes sociales disminuyó un 35%. Sin embargo, hay otros factores que se esconden bajo ese dato, y en realidad demuestran que la violencia no ha mejorado en los territorios.


El gobierno analizó el número de asesinatos contra líderes y lideresas sociales entre el 7 de agosto de 2017, y 9 de julio de 2018; y lo comparó con el mismo periodo entre 2018-2019, con cifras registradas por la ONU. En ese sentido, resaltó que en el primer intervalo se registraron 105 líderes y lideresas asesinadas, mientras en lo corrido de su mandato van 63 víctimas.


Barbosa también afirmó que la reducción de los índices de homicidios de líderes sociales en este gobierno se debe a la implementación del Plan de Acción Oportuna (PAO), implementada desde noviembre de 2018. Sin embargo, para los analistas, esto no significa una tendencia a la baja de los asesinatos, sino que se debe a factores coyunturales.


El contexto de este drama