• Laura Natali Cano Murillo

Sigue disparada la violencia en el primer mes del 2021

or: Laura Cano. Periodista Pares.

Este fin de semana no fue ajeno al panorama violento que ha teñido a los primeros días del año, en los que hasta la semana pasada, según cifras del sistema de información de la Fundación Paz y Reconciliación Sipares, se habían cometido cinco asesinatos a líderes sociales del país, en los cuales las víctimas fueron Diego Betancourt Higuera, docente, integrante de FECODE y del Sindicato de Maestros del Casanare (01 de enero); Gerardo León, etnoeducador, líder comunitario e integrante de FECODE (01 de enero); Antonio Indaburo y Jhon Jairo Estrada, líderes comunales en Cáceres, Antioquia (8 de enero); y Gonzalo Cardona Molina, líder ambientalista y coordinador de la Reserva Proaves Loros Andinos En Tuluá, Valle del Cauca (11 de enero).


Por otra parte, los asesinatos sistemáticos contra firmantes de paz tampoco han parado, a la fecha se han registrado cuatro hechos que han cobrado la vida de Yolanda Zabala Mazo, quien había llevado parte de su proceso de reincorporación en el ETCR de La Plancha, en Anorí, Antioquia; Duván Arled Galíndez, firmante de paz, quien residía en la ciudad de Cali, pero se encontraba en el barrio Antioquia del municipio de Cartagena del Chairá; Cristian Ramírez, de 30 años, pertenecía al ETCR de Miranda, Cauca; y Giovani Claro García, conocido también como Gerson Piñeros, quien cumplía su proceso de reincorporación en el ETCR Negro Eliécer Gaitán, en Caño Indio, Tibú.


Tres asesinatos en un solo día


Este fin de semana en Colombia el panorama violento continúo, un panorama que no ha parado y que se ha mantenido, por lo menos, en los últimos meses del 2020 y este primer mes del 2021. Iniciando el viernes 15 de enero, se conoció que había sido asesinado en el corregimiento Puente San Jorge, en el municipio La Apartada, departamento de Córdoba, Fredman Herazo Padilla , quien era parte del Kumbamana de Palenque (grupo de gestores y líderes culturales)y líder social que adelantaba luchas junto a las comunidades afrocolombianas. Enfocó parte de su trabajo por Palenque, promoviendo que fueran respetadas las tradiciones e historia de su comunidad, también fue médico tradicional y revitalizante de la lengua palenquera.


Sobre este caso se conoce que el líder se encontraba en un restaurante de la zona, a la cual viajó pues allí se encontraba realizando asesorías a las comunidades afro, a este punto llegaron hombres en moto quienes habrían cruzado un par de palabras con Herazo y luego cometieron el asesinato. Ese mismo día, pero en Yondó, Antioquia, fue asesinado Robinson Quino, quien era presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Caño Bonito de este municipio del Magdalena Medio. Él, también, había participado activamente en la formulación del Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) y el Programa Nacional de Sustitución de Cultivos Ilícitos (PNIS) en esta zona.

Adicionalmente, ese viernes, se denunció el asesinato de Fermiliano Meneses, concejal del municipio de Argelia, en Cauca, cometido presuntamente por miembros del ELN luego de raptarlo. Sobre este hecho se advirtió que el líder político había llegado al corregimiento de El Plateado, para atender el llamado de auxilio de su comunidad por los combates que aún se registran en esta zona del departamento entre las disidencias de las Farc y el frente José María Becerra del Eln, los cuales, como ha sido denunciado, completaban más de siete días. https://twitter.com/parescolombia/status/1350284513067331585


Este asesinato ha causado angustia en la comunidad, pues como se ha mencionado Fermiliano era un líder nato de la zona, cuyo asesinato ha aumentado el miedo en una de las zonas del país que históricamente ha sido más afectada por el conflicto armado, y que incluso luego de la firma del Acuerdo de Paz ha continuado siendo una de las zonas donde más se concentra la violencia.


Hay que anotar que como lo afirmó el investigador de Pares Juan Manuel Torres, el líder político se caracterizaba por instar por las vías institucionales, además de ser una las personas que conocía con más cercanía lo que ha venido pasando con el municipio de El Plateado. Adicionalmente, preocupa que a la fecha el cuerpo del líder permanece desaparecido, por la que comunidad ha adelantado campañas para que se delante de forma eficaz las investigaciones.


Vale la pena mencionar que según datos de Medicina Legal entre enero y noviembre de 2020 se reportaron 69 homicidios, además, siguiendo el Sipares fueron cometidos 04 asesinatos a líderes sociales en esta zona, donde además, a la fecha, los combates que fueron denunciados continúan.

“Allá no hay garantía de nada. La guerra entre la Carlos Patiño y el frente José María Becerra del ELN es atroz y en eso se está en El Plateado hace más de un año; matan a la población civil acusándolos que es colaborador de cualquiera de los dos grupos lo que termina provocando que sea una muerte tras muerte. Allá matan menores de edad, mujeres, lo que hace que sea muy difícil vivir en esa zona”, aseveró Juan Manuel Torres.