Servicio militar obligatorio en debate

Por: Katerin Erazo, Periodista


Una de las propuestas hechas por el mandatario Gustavo Petro fue la eliminación del servicio militar obligatorio. “El servicio militar dejará de ser obligatorio y respetaremos la objeción de conciencia”, ha dicho en diferentes ocasiones.

Atendiendo esta propuesta, el exsecretario de transparencia, Gabriel Cifuentes, y el exsenador Antonio Sanguino, presentaron ante la Corte Constitucional una solicitud para “tumbar” la obligatoriedad del servicio militar bajo el argumento de que el hecho de que sea obligatorio realizar este servicio iría en contra de la igualdad y equidad entre los colombianos, teniendo en cuenta que personas de los estratos 0,1,2 y 3 se ven sujetos directamente a prestarlo.


“Se le solicitó a la Corte Constitucional que reabriera el debate a la luz de los temas no discutidos y no decididos en su primera sentencia y teniendo en cuenta que las modificaciones legales y constitucionales que le siguieron a la firma de los acuerdos de paz y el propósito del Estado de construir paz, iba en contravía de una figura que resulta anacrónica, desigual e inequitativa” dijo el analista político y exsecretario de transparencia, Gabriel Cifuentes, a la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), explicando el motivo de la demanda de constitucionalidad que realizaron en el mes de enero, pidiendo que declararan inexequible el artículo cuarto de la Ley 1861 de 2017, la cual establece que el servicio militar es obligatorio.



Según Miguel Ángel Rubio, coordinador de la Línea Jóvenes en Riesgo y Participación Juvenil de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), eliminar el servicio militar obligatorio es un propósito que se ha intentado desde 1998 hasta la promesa de Juan Manuel Santos, quien tuvo la intención de hacerlo, teniendo en cuenta que se encontraba en medio de las negociaciones de paz. Sin embargo, estas propuestas siempre han fallado.


Es así que esta propuesta se está retomando en el nuevo gobierno y, según W Radio, la Procuraduría estaría en desacuerdo con quitar la obligatoriedad de este servicio. Sin embargo, Pares consultó directamente con la Procuraduría, la cual desmintió dicha información y mencionó que se dio un concepto diferente a lo que ellos en realidad informaron (la nota de W Radio fue eliminada por rectificación).


El concepto que realmente envió la Procuraduría fue defender la figura del servicio militar voluntario para las mujeres en Colombia. Por esta razón, por medio de cinco páginas firmadas por la procuradora general, Margarita Cabello Blanco, el Ministerio Público sentó su posición ante la Corte Constitucional frente a este debate.



La demanda que le Corte Constitucional está evaluando actualmente pide quitar la obligatoriedad del servicio militar para los hombres, debido a que en las mujeres es voluntario, pues, según la Corte, el demandante considera que ambos géneros deben ser tratados del mismo modo, refiriéndose al servicio militar. Sin embargo, la Procuraduría General de la Nación mencionó en su comunicado que si las mujeres desean prestar este servicio, pueden hacerlo. “En efecto, no se les prohíbe adelantar dicha actividad, sino que, a diferencia de los hombres, se les permite elegir si optan por desarrollarla en tiempos de paz o no”. 


Es por esto que una de las solicitudes por parte de la Procuraduría al respecto de esta propuesta, es que la Corte Constitucional declare la exequibilidad de las expresiones acusadas de los artículos 4, 12, 29, 30 y 31 de la Ley 1861 de 2017, “Por la cual se reglamenta el servicio de reclutamiento, control de reservas y la movilización”.


Desde la perspectiva de María Victoria Ramírez, coordinadora de la Perspectiva de Género de Pares, las mujeres que deseen prestar el servicio militar o hacer carrera militar, deberían tener las garantías de acceso a igualdad de oportunidades al respecto. Asimismo, María Inés Echeverri, feminista, historiadora y experta en políticas públicas, mencionó que este servicio debe ser voluntario, no obligatorio, tanto para mujeres como para hombres, teniendo alguna utilidad para ellos, ellas y el país. Echeverri añadió que quieres hablen de equidad de género, deberían referirse a este asunto y ocuparse de construir esa equidad que demandan las mujeres desde hace siglos.


Miguel Ángel Rubio de Pares mencionó que el servicio militar debe ser voluntario y debe esto debería extenderse a todos los géneros y comunidades. Incluso mencionó que existe una ley constitucional que dice que los jóvenes indígenas debidamente certificados no tienen que prestar servicios militares, añadiendo que no debe haber ninguna distinción por temas de género ni orientación sexual. De esta manera sostuvo su postura frente a que el servicio militar es que este debe ser voluntario.


Sin embargo, explicó que esta no es la única alternativa, pues cree que el Gobierno y la justicia colombiana deben dar garantías a los jóvenes y hablarles sobre el derecho constitucional para que hagan un fuerte énfasis en la objeción de conciencia, con el fin de que puedan entender conscientemente este servicio y de esta manera tomen la decisión de elegir u oponerse.


El Congreso de la República cuenta con la competencia para “modificar” las condiciones de prestación del servicio militar en los términos que establece la Constitución. Por esta razón, se esperarán las nuevas decisiones que se tomarán teniendo en cuenta las diferentes partes, posturas y opiniones.


La Corte Constitucional le dijo a Pares que no podrían dar declaraciones al respecto, debido a que esta propuesta se encuentra en estudio, por lo tanto, puede ser objeto de recusaciones.

Eliminar la obligatoriedad del servicio militar opera en términos de lo que el gobierno de Gustavo Petro ha llamado la “Paz Total”, dándole la garantía a los jóvenes de no verse inmersos en un conflicto que se supone que sería resuelto por medio de la vía política y pacífica.