“Ser una persona trans en Colombia es una sentencia de muerte”