top of page

Se agrava la confrontación armada en Arauca

Por: Katerin Erazo, Periodista


El pasado 10 de enero en una vereda del municipio de Puerto Rondón, Arauca, se registraron fuertes combates entre el ELN y el ‘Batallón Héroes y Mártires’ de las disidencias de las FARC. El enfrentamiento dejó un total de 10 fallecidos, todos miembros de las disidencias, entre ellos alias ‘Solín’, cabecilla financiero de la facción de las disidencias conocida como el Frente 10.

A causa de estos combates, en el municipio 12 comunidades quedaron confinadas y varios de sus habitantes se vieron en la necesidad de desplazarse para proteger sus vidas

Según la Defensoría del Pueblo, estas confrontaciones se deben a una disputa por el control territorial, con el objetivo de apoderarse de los corredores para las rentas ilegales en el territorio, especialmente en la zona de la frontera con Venezuela.


Los enfrentamientos entre estas dos organizaciones criminales no son nuevos. Iniciaron una guerra frontal el 02 de enero de 2022, en una serie de acciones que dejaron al menos 22 muertos al finalizar el año. Los municipios más afectados por esta confrontación son Tame, Saravena, Fortul y Arauquita, lo que confirma que Arauca es actualmente uno de los departamentos más afectados por el conflicto armado.


Así, se cumple un año de fuertes enfrentamientos entre las disidencias de las FARC y el ELN en Arauca. Debido a esto, el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, hizo un llamado al ELN y a las disidencias de ponerle fin a las confrontaciones en el departamento, pues recordó que el año pasado se registraron 352 homicidios a causa de esto. “Reiteramos el llamado a los grupos armados ilegales en este departamento para que muestren gestos de paz y se sumen al proceso de diálogo que viene impulsando el Gobierno Nacional. Urge un cese el fuego para darle tranquilidad a la población civil de Arauca”, dijo Camargo.


Por su parte, Danilo Rueda reiteró su invitación para detener la violencia y rechazó los hechos presentados. A este llamado se le sumó la senadora Sandra Ramírez, del Partido Comunes, quien reiteró que estos conflictos “deben parar”.



El departamento de Arauca actualmente cuenta con la presencia del Frente Domingo Laín del ELN y los frentes 28, 45 y 10 de las disidencias de las FARC. Según investigaciones previas de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), el mes de abril del 2022 fue el mes más violento que ha atravesado el departamento recientemente. En enero de ese año, 1.120 personas fueron desplazadas, mientras que febrero la cifra aumentó a 2.400. La niñez y la juventud fueron una de las poblaciones más vulneradas en 2022 en Arauca, a causa de la ausencia de menores en actividades escolares dados los enfrentamientos que se presentaron entre las dos organizaciones.

Esta lamentable situación no es solo del año pasado, pues la guerra en este territorio viene ocurriendo desde hace más de cuatro décadas. Así lo menciona Luis Eduardo Celis, coordinador de la Línea Migración, Región y Frontera de Pares: “en Arauca hay sufrimiento y desastres todos los días (…) tantas heridas abiertas dejan esta dura realidad a transformar”.

Debido a los conflictos que se han presentado históricamente en Arauca, Celis recalcó que en el Plan Nacional de Desarrollo deben quedar consignados dos temas principales: el mejoramiento de las vías para un mejor desarrollo de las actividades económicas; y el ordenamiento territorial.

Por su parte, la respuesta del gobierno Duque fue restringir la movilidad en el departamento por medio de toques de queda y aumento de las fuerzas militares en la región, medidas que no tuvieron el mejor resultado, ya que aumentaron los hechos violentos en el territorio de Arauca.

Celis también mencionó que a raíz de todas las confrontaciones que han tenido estos grupos armados hasta el día de hoy, el Gobierno Nacional debe tomar nuevas medidas que logren frenar la violencia. Además, Celis recalcó que sería un reto para el Estado, del cual se esperan prontas respuestas ante este desafío que ha afectado a la población.

Hasta entonces, la población será siendo la principal víctima de esta situación, de la cual se esperará mayor ayuda humanitaria y presencia estatal en el territorio hasta que cese la violencia en Arauca.

Comments


bottom of page