top of page

Revive la reforma a la salud:EPS dicen que están en crisis y Congreso crea subcomisión especializada

Por: Katerin Erazo, Periodista

Fotos tomadas de: Milenio y W Radio


En la tarde de este 30 de agosto, la plenaria de la Cámara de Representantes aprobó de forma unánime una propuesta hecha por la congresista Julia Miranda, del partido Nuevo Liberalismo. En una carta dirigida al secretario general de la Cámara, Miranda había solicitado la creación de una subcomisión con el objetivo de promover un diálogo más amplio y participativo en torno a la reforma a la salud. En la carta presentada por la congresista Miranda, se destaca la importancia de conformar una subcomisión que incluyera representantes de todos los partidos políticos presentes en la Cámara de Representantes. El propósito central de esta subcomisión sería facilitar mesas de diálogo nacional que permitieran la participación activa de ciudadanos, políticos y organizaciones del sector de la salud. Esta estrategia se propone para asegurar una representación equitativa de diversas perspectivas y alcanzar un consenso sólido en la formulación de la reforma.


Miranda enfatizó que esta propuesta se alinea con el llamado del presidente Gustavo Petro a construir un acuerdo nacional. Argumentó que una reforma efectiva al sistema de salud requeriría un enfoque colaborativo y participativo para abordar los desafíos actuales. La aprobación unánime de la propuesta en la plenaria de la Cámara de Representantes es un hito importante en el proceso legislativo. Se espera que los nombres de los integrantes de la subcomisión sean anunciados en los próximos días.


Según Juan Alejandro Pérez, investigador de la Línea Democracia y Gobernabilidad de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), al igual que gran parte de la agenda legislativa, especialmente aquella relacionada con el gobierno, la reforma a la salud, hasta ahora, se encontraba en un estado de inmovilidad. Vale la pena recordar que la reforma de salud actualmente se encuentra en su segunda etapa de debate, esperando ser discutida en la plenaria de la Cámara. Pérez destacó que el presidente de la Cámara, Andrés Calle, sorprendió a los congresistas esta semana al anunciar de manera inesperada que se daría inicio al debate. En resumen, la reforma de salud está en un estado de tránsito, en cierto sentido presente, pero también ausente. Mientras tanto, la agenda legislativa del gobierno sigue sin avanzar.


Sobre la creación de la subcomisión, en términos generales, Pérez explicó que esta se traduce en la configuración de espacios de diálogo entre miembros del Congreso y también de la sociedad civil. Aunque se busca alcanzar un alto nivel de consenso en dicha subcomisión, su efecto principal parece ser la dilación de manera considerable de la reforma de salud. Esto se debe a que actualmente no parece estar en el centro de atención del Congreso. Las prioridades actuales de los legisladores, en su mayoría, están orientadas hacia las elecciones, mientras que los partidos políticos muestran reticencia a dar prioridad a la agenda del ejecutivo.


Pérez destacó que es necesario aguardar para evaluar qué tipo de documento podría surgir de esta subcomisión. Aunque no es posible predecir con certeza el contenido del nuevo texto, lo que sí es seguro es que este proceso añadirá demoras significativas al debate. A los representantes en la Cámara, especialmente los independientes y de oposición, les interesa utilizar la subcomisión como una oportunidad para ralentizar aún más el proceso y trámite legislativo de la reforma de salud. Por lo cual será importante observar el resultado de esta subcomisión y cómo afectará el curso de la reforma de salud, particularmente en lo que respecta a su avance hacia el Senado para un tercer debate en la comisión séptima.

La propuesta de Miranda no solo ha sido bien recibida por sus colegas en la Cámara de Representantes, sino que también ha generado respuestas positivas de otros sectores involucrados en el sistema de salud colombiano.


Uno de los críticos más destacados de la reforma, el congresista Andrés Forero, del partido Centro Democrático, celebró la aprobación de la subcomisión como un paso importante en la dirección correcta. Este respaldo sugiere que la propuesta de la congresista Miranda tiene el potencial de unir a actores políticos que previamente tenían diferencias significativas respecto a la reforma a la salud.


Por su parte, la asociación Gestarsalud, que agrupa a las EPS del régimen subsidiado, también expresó su apoyo a la creación de la subcomisión. Destacaron la importancia de contar con una colaboración más amplia y un consenso sólido en la construcción de una reforma que tendrá un impacto directo en la provisión de servicios médicos a millones de colombianos.

A pesar de los avances, la reforma a la salud en Colombia aún enfrenta desafíos considerables. El ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, ha reconocido que la reforma ha experimentado modificaciones sustanciales, representando un cambio del 50%. Esto plantea la interrogante de si el gobierno de Gustavo Petro está dispuesto a seguir adelante con un nuevo texto que, sin duda, implicará cambios considerables en el articulado actual.


La cercanía de las elecciones locales en menos de dos meses agrega una capa adicional de complejidad al panorama. Es probable que el Congreso se muestre reacio a asumir el costo político de una reforma en medio de una campaña electoral, especialmente si la reforma ya ha sido objeto de controversia. Cabe señalar que la carta enviada el pasado 27 de agosto por las EPS Sura, Sanitas y Compensar al ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, introduce una dimensión crítica a la situación actual. En la carta, estas EPS alertaron sobre la viabilidad financiera de sus operaciones y plantean tres aspectos relevantes que deben abordarse para garantizar el acceso oportuno a los servicios de salud. Estos aspectos incluyen la insuficiencia de los recursos asignados, la necesidad de una redistribución equitativa de recursos y el pago de deudas pendientes.



Ante esto, el ministro de Salud respondió a estas preocupaciones negando la falta de pago de las deudas con las EPS y asegurando que el Gobierno tiene un plan de contingencia para evitar que los usuarios se queden sin atención médica en caso de que algunas EPS dejen de funcionar.


Frente a esto, aunque el camino hacia una reforma efectiva y duradera aún enfrenta desafíos considerables, como la necesidad de equilibrar las perspectivas políticas y garantizar la viabilidad financiera del sistema de salud, esta iniciativa se torna cada vez más urgente y se espera que se dirija hacia la búsqueda de soluciones colaborativas y equitativas para los desafíos del sistema de salud en Colombia. Mientras tanto, preocupa que los congresistas estén entregados a la carrera electoral.


 

Comentarios


bottom of page