Recordemos por qué apoyamos la paz