Razones por las que el Fiscal General debería renunciar

Por: Ariel Ávila, subdirector – Pares


Ahora, luego de las grabaciones reveladas sobre el señor Fiscal Néstor Humberto Martínez, hay tres cosas claras. Por un lado, el señor está metido hasta el cuello en el escándalo de Odebrecht, ya el tema no es determinar si él sabía o no, o si hizo parte o no, ya se sabe que sí, lo que nos falta por saber es si los jefes de Néstor Humberto sabían o no. Lo segundo claro es que la Fiscalía, como es costumbre, desatará una verdadera cortina de humo para ocultar el escándalo del Fiscal. Será una verdadera cacería de brujas. Lo tercero es que el señor Fiscal está ganando tiempo para que lleguen las vacaciones de diciembre y así lograr que el caso se olvide.

Será muy difícil que el Fiscal renuncie, pues la arquitectura institucional que trajo la Constitución de 1991 deja a la Fiscalía General de la Nación como un ente todopoderoso y donde el Fiscal no tiene contrapesos fuertes. En todo caso, el señor fiscal debe renunciar y los argumentos son dos.