¿Quién es Roy Barreras, el nuevo presidente del Congreso?

Por: Línea de Democracia y Gobernabilidad


Roy Barreras, uno de los políticos más astutos de los últimos tiempos, quien ha transitado por todos los espectros políticos, va por su segunda presidencia del Congreso de la República. Nació en Cali y es médico cirujano graduado de la Universidad Nacional, tiene posgrado en Sociología y Administración de la Universidad del Valle. También estudió Derecho Público en la Universidad Externado y es especialista de la Universidad Alfonso X El Sabio (Madrid) en Derecho Internacional de los Derechos Humanos.


Barreras empezó en la política al verse seducido por lo que representaba Luis Carlos Galán y por ello entró a las juventudes galanistas, al tiempo que continuaba con su labor como médico. En 2006 dio su primer salto a la política electoral como representante a la Cámara por el Valle del Cauca, obteniendo 16.216 votos por el partido Cambio Radical, partido en el cual militó desde 2000 hasta 2009, cuando fue expulsado debido a que apoyó la segunda reelección de Uribe y los demás miembros no lo hacían.


El proceso de expulsión de Barreras se dio en el comité de ética del partido, donde tuvo fuertes discusiones con el que era en ese momento presidente de Cambio Radical, Germán Varga Lleras. Dentro de los reclamos de Barreras, este increpó a varios líderes del partido sobre el silencio con los políticos relacionados con el escándalo de la parapolítica. Sin embargo, se encontró con la resistencia del entonces senador del partido Rodrigo Lara y la expresidenta del Senado —y en ese entonces integrante del partido—, Claudia Blum, quienes le pidieron a Vargas Lleras que no incluyera a Barreras en la lista de Cambio Radical para el Congreso, porque afectaba la imagen del partido.


Para 2010, un año después de su expulsión de Cambio Radical, Barreras llegó al Partido Social de la Unidad Nacional (Partido de la U), fundado en 2006 por Juan Manuel Santos, como herencia del proyecto político del expresidente Álvaro Uribe. Barreras se eligió en el Senado de la República, obteniendo 81.339 votos y apoyó a Santos para la presidencia, recogiendo las banderas de Uribe, a quien había apoyado durante su gobierno.


Bajo el gobierno de Santos se iniciaron las conversaciones con la entonces guerrilla de las FARC, que desencadenarían en el establecimiento de las negociaciones formales en La Habana. Roy fue uno de los escuderos de estas negociaciones. Esta situación llevó a que Roy se desligara de Uribe y se la jugara toda por Santos, quien fue reelecto en 2014 con la bandera de la paz y de quien es uno de sus más importantes mentores y amigos. Roy para el periodo 2014 continuó en el senado con 80.524 votos. Barreras siguió como el gran defensor de las negociaciones, que se convirtieron posteriormente en el Acuerdo de Paz, el cual él mismo firmaría como negociador plenipotenciario.

El periodo de 2010 a 2018 para Roy Barreras no estuvo libre de cuestionamientos. De hecho, se le señala de ser uno de los responsables de la debacle de la EPS estatal Caprecom. En 2011 El Tiempo denunció que la exesposa de Barreras, Gloria Helena Arizabaleta, trató de llegar a la subdirección de esta EPS del Estado. Por diferentes razones no lo logró, pero presuntamente habría obtenido un contrato por asesoría de 10 millones de pesos al mes.


De acuerdo con un grupo de funcionarios de esta EPS, en 2013 se solicitó la revisión de varios contratos de trasporte aéreo ambulatorio de pacientes, de suministro de droga y de aseo, el último de ellos adjudicado a la empresa caleña Cleaner S.A. Uno de los representantes legales de Cleaner era Julián Andrés Restrepo, secretario privado de Roy Barreras cuando este fungió como presidente del Congreso entre 2012 y 2013. Además, un miembro de la junta directiva de Cleaner, Patricia Ceballos, fue contratada por la Comisión de Ordenamiento Territorial del Senado en 2012, justo cuando Hilzyl Noriega, exasesor de Barreras, era secretario de dicha comisión.


Este escándalo de Caprecom lo sigue persiguiendo hasta el día de hoy, pero no le ha impedido continuar con su carrera política. En 2018 Barreras se reeligió al senado obteniendo 112.695 votos y fue fundamental para que el partido de la U apostara por apoyar a Germán Vargas Lleras, candidato de Cambio Radical, a la presidencia y con quien Roy tuvo diferencias en el pasado. La presidencia la ganó Iván Duque y poco a poco el Partido de la U, en cabeza de Dilian Francisca Toro, se fue decantando a ser coalición de gobierno. Toro y Barreras han cultivado una relación tensa, esto porque Toro fue ganando más protagonismo en La U al punto de convertirse actualmente en presidenta de la colectividad, mientras que Roy se veía opacado por su figura. Esto, junto con la cercanía de La U y el gobierno Duque, al final causó que Barreras renunciara al partido en 2020. Según La U, fueron ellos quienes expulsaron a Barreras. Misma situación vivida por Armando Benedetti.


Lo anterior le permitió a Barreras acercarse del todo a Gustavo Petro y entrar así a su círculo político de mayor confianza. Barreras fue fundamental en la victoria de Petro, pues promovió que varios sectores liberales y de otras facciones partidistas se adhirieran al proyecto del Pacto Histórico. Roy Barreras fue reelecto senador para el periodo 2022-2026, esta vez por la lista cerrada del Pacto Histórico, ocupando el puesto seis, a su vez consiguió que Gloria Arizabaleta, su exesposa, hiciera parte de la lista del Pacto Histórico para la Cámara de Representantes por el Valle del Cauca y fuera electa.


Los cuestionamientos para Barreras dentro del Pacto Histórico tampoco se han hecho esperar. Según el periódico El Colombiano, Barreras tiene una investigación abierta en la Corte Suprema de Justicia por presuntos actos de corrupción al interior de la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP). Paralelo a esto, de acuerdo al sistema de consulta de procesos de la rama judicial, en la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia aparecen 18 procesos con su nombre.


Otro hecho que lo puso en los reflectores sucedió en agosto de 2021, cuando dejó un maletín olvidado en el hotel Ópera. El maletín tenía documentos y una alta suma de dinero. La última controversia se dio días antes de elecciones de segunda vuelta, cuando se habrían filtrado ilegalmente varios videos privados de la campaña del Pacto Histórico publicados por Revista Semana en los que Barreras habla de la estrategia de atacar a Alejandro Gaviria y Sergio Fajardo, entre otras polémicas declaraciones.


Con todo esto Roy Barreras, aquel joven galanista que llegó a la política bajo un discurso liberal en el manto del partido Cambio Radical, se fue convirtiendo en un auténtico camaleón político. De apoyar a Uribe durante su gobierno, se trasladó al santismo en la defensa irrestricta al Acuerdo de Paz. Ha construido un capital político que mezcla cuotas burocráticas alrededor de toda Colombia y votos de opinión. Su audacia lo ha puesto en el protagonismo político durante las últimas 2 décadas, en las que ha gozado de participar activamente como promotor de los gobiernos, a excepción solamente del gobierno Duque (2018-2022); y ahora durante el gobierno de Petro y Francia Márquez no solo regresará como presidente del Senado y del Congreso, sino que estará a cargo de liderar el “Gran Acuerdo Nacional” en el legislativo y llevar a buen puerto las reformas allí.