• Redacción Pares

Presidente: no cesa la horrible noche para nuestros líderes

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares

Desde el pasado viernes hasta la fecha, la Fundación Paz y Reconciliación-Pares, registró, a través del Sistema de Información-SIPARES, seis (6) asesinatos a líderes y lideresas sociales, sin contar la serie de amenazas que siguen padeciendo quienes defienden la vida a nivel nacional y territorial.


Según los datos recopilados, los defensores y defensoras de derechos humanos que fueron afectados se encontraban en los departamentos de Nariño, Cauca, Santander y Sucre. Sin embargo, la alerta por el aumento de asesinatos en este tipo de liderazgo es en todo el territorio nacional.


Pares ha registrado 274 muertes violentas contra líderes y lideresas desde la firma del Acuerdo de Paz con la exguerrilla de las Farc, en noviembre de 2016 hasta junio de 2019. Y también ha tipificado que se trata de líderes reclamantes de tierra o verdad, que quieren participar en política, y que apoyan procesos de sustitución de económicas ilegales o se oponen a mercados ilegales en sus territorios.


Muerte de indígenas Awá


De acuerdo con Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Pares, lo que está sucediendo con el pueblo indígena Awá en el sur del departamento de Nariño es una “masacre prolongada”. Entre el martes 4 y el domingo 9 de junio fueron asesinados entre ellos dos lideresas y un líder, pertenecientes a resguardos indígenas de Tumaco y el municipio de Barbacoas.


Según ha denunciado la comunidad, los actores de los crímenes primero amenazan con panfletos a las víctimas y si estas no acatan lo que solicita el grupo armado, entonces le dan muerte al defensor o defensora. En este caso, lo más probable es que se trate de integrantes de las disidencias de las Farc “Oliver Sinisterra”.


La primera víctima en conocerse fue Rocío García Pai, del Resguardo Hojal la Turbia del municipio de Tumaco, quien había sido reportada como desaparecida desde el pasado martes. Infortunadamente, apareció el cuerpo sin vida tres días después con signos claros de tortura.


Por otro lado, la comunidad del Resguardo Honda Río Güiza del municipio de Barbacoas alertó sobre la desaparición de la joven defensora Leidy Jacqueline Burgos Pai y quien hacía arte de la guardia indígena, posteriormente fue encontrada muerta.


El último crimen fue contra Robert Dionisio García Bisbicús, de 21 años de edad, “los hechos se registraron a las 8:00 de la mañana del viernes en su casa, hasta donde habían llegado desconocidos a bordo de una motocicleta y le dispararon en varias oportunidades segándole la vida instantáneamente”, indicaron varias organizaciones y miembros de la comunidad en el municipio de Tumaco.


En lo corrido de la semana en el Cauca


Freiman Baicue Y Uver Ney Villano, hacían parte de la Asociación de Trabajadores Campesinos Zona de Reserva Campesina del Municipio de Corinto (ASTRAZONAC), en el departamento del Cauca, así lo confirmó Andrés Martínez, presidente la organización.


Ambos eran defensores de derechos humanos y fueron asesinados por hombres desconocidos que llegaron en moto, y sin mediar palabra dispararon contra los integrantes de la guardia campesina. Sin embargo, Martínez explicó que no habían reportado ningún tipo de amenazas.


En otro episodio, en el mismo departamento, pero en el municipio de Villa Rica, las organizaciones sociales del Cauca rechazaron el ataque sicarial contra el líder afro Ceferino Sánchez Peña, quien fue víctima de un atentado en una vía que conduce al municipio de Caloto. Afortunadamente resultó ileso.


Ataques en otros departamentos


Otro ataque se registró contra un defensor en la comuna seis (6) en la ciudad de Cúcuta, Norte de Santander. Las autoridades informaron que unos hombres armados llegaron a la residencia del líder comunal, Hernán Rodríguez, en el barrio Trigal del Norte.


La víctima habló con Caracol Radio sobre lo sucedido y expresó que “inicialmente llegaron tres hombres armados en una camioneta y en minutos habían más de diez personas con palos, cuchillos y machetillas con el ánimo de agredirme”.


Por otro lado, Julián Quiñones Oñate, presidente de Acción Comunal de Guayabal en el municipio de Coveñas fue asesinado cuando se movilizaba en su moto. Según registró la prensa, “dos hombres que también se movilizaban en motocicleta le dispararon en cinco ocasiones”.


El panorama es crítico y hay alerta desde organismos nacionales e internacionales para hacerle frente a este fenómeno debido al dramático aumento de los ataques y la violencia contra quienes la artista Doris Salcedo calificó como «Los mejores ciudadanos que tenemos».