top of page

¿Por qué es tan importante la paz en Buenaventura? Entrevista con Alejandro Ocampo

Por: Ghina Castrillón Torres - Investigadora Oficina Pares Pacífico


Foto tomada de: Cámara de Representantes





El día 05 de febrero 2024, en una rueda de prensa se anunció la continuación de la tregua entre los grupos Shottas y Espartanos en Buenaventura la cual iría hasta el 5 de mayo 2024. Con el objetivo de profundizar en los avances del espacio de diálogo socio-jurídico, desde la Oficina Pares – Pacífico tuvimos una conversación con Alejandro Ocampo, Representante a la Cámara por el Valle del Cauca, que también es uno de los delegados en este proceso. Esta entrevista nos brindó detalles de los logros obtenidos y las expectativas que hay en este espacio clave, el cual es clave para la construcción de la paz urbana.  




Cabe resaltar que la rueda de prensa contó con la presencia de Alejandro Ocampo,Representante a la Cámara; Karolina Guerrero, Directora de la Oficina Gestora de Paz de la Alcaldía de Buenaventura; Luis Fernando Bolaños, asesor de la Secretaría de Paz Territorial y Reconciliación Departamental del Valle; Lucila Martinez, exconcejala y lideresa social de Buenaventura; Felix, vocero de los Espartanos; Jimmy y Jerónimo, voceros de los Shottas; además de los garantes internacionales de la MAPP OEA, y Orlando Castillo, Representante a la Cámara por la Circunscripción Especial de Víctimas.


Recordemos que, desde finales del año 2022, Buenaventura se convirtió en el escenario piloto para la Paz Total. Desde esta iniciativa se ha impulsado el Espacio de Diálogo Socio-jurídico con los grupos Shottas y Espartanos. A pesar de momentos críticos de la tregua, como la desaparición de alias “Super” en abril del 2023 y el atentado a alias “Gordo Lindo” en junio del mismo año, la tregua ha logrado reducir considerablemente los homicidios y enfrentamientos, y como lo acaban de anunciar, se ha extendido.

 

 

Estado actual del Espacio Socio-jurídico:

 

El congresista Alejandro Ocampo explica cuál es el estado actual del espacio socio-jurídico: “Estamos en la etapa de implementación de actividades sociales de una agenda social que corresponda a eliminar o a combatir las causas del conflicto, es decir, educación, generación de ingresos, oportunidades de recreación, de deporte, cultura que le permita a la gente otras herramientas para tener sueños en la vida, para entender que muchos chicos van a entender que no necesariamente el crimen tiene que ser su mayor vinculación”.


Añade Ocampo que hay una fuerte intensión de implementar una agenda social para mostrarle a los jóvenes bonaverenses que es posible construir herramientas de paz, diálogo, interacción entre la comunidad.

 

Estructura del Espacio Socio-Jurídico:

 

Asimismo, Ocampo explica que la mesa socio-jurídica tiene tres comisiones:

La primera se encarga de temas de paz barrial, es decir que logra una interacción entre las comunidades, porque como señala Ocampo, es central “el contacto con la comunidad, actividades, desarrollos, identificar con ellos problemas, identificar salidas”; este punto es importante dado que se ha insistido, desde varios sectores sociales, en que debe haber participación comunitaria en el proceso, dado que, esto permitirá reflejar en mayor medida las distintas voces que trabajan por la paz, y además puede fortalecer los ejercicios de control social en pro de la transparencia del proceso.


 La segunda se encarga de la interacción entre las diversas entidades del gobierno, es decir, consiste en una “coordinación interinstitucional entre la mesa, el Estado central, el Estado local, regional, entre distintas instituciones y fuerza pública, con el fin de lograr acciones concretas a mantener la paz, eliminar causas del conflicto, a garantizar seguridad” según señala Ocampo.



Y, por último, la tercera comisión encargada de abordar los temas de seguridad, donde la delegación va a la cárcel, dialoga y escucha a los voceros de los Shottas y Espartanos; y se establecen protocolos, en función de la disminución de los actos delictivos. Al respecto Ocampo señala que con estos protocolos se busca “disminuir homicidios, disminuir extorsiones, robos, seguir eliminando fronteras y solucionar problemas”.


También indica que en este momento se están implementando acciones concretas de verificación, para lograr identificar las razones y posibles victimarios cuando se presentan casos de homicidios, dado que es importante reconocer cuándo estos casos están relacionados con la disputa entre estos grupos y cuándo corresponden a otras causas y/o actores, porque como cualquier otra ciudad, Buenaventura no escapa de vivir muertes violentas por otras razones como ajustes de cuentas, intolerancia, entre otros.

 

Desafíos para lograr la paz urbana en Buenaventura:


Uno de los principales desafíos es poder lograr puntos de acuerdo, para eso, según resalta el congresista Ocampo “hoy estamos en esa etapa de poder seguir tomándonos confianza”. No obstante, también está el desafío de retomar las discusiones en el Congreso sobre el marco jurídico “con la finalidad de que podamos tener una propuesta que permita que ellos puedan reincorporarse a una vida civil, una vida legal, una economía legalidad” señala Ocampo.


Otro de desafío que enuncia el congresista es “poder eliminar la corrupción que existe en Buenaventura, que pasa por la fuerza pública, por distintos actores del Estado, que es brindar seguridad, que pasa por el saboteo de la Fiscalía, las noticias sobre actores de la Fiscalía que están involucrados como grupos armados en Buenaventura y que enlodan el trabajo de policías o de otros fiscales que son buenos y persiguen el crimen en verdad”.


Adicionalmente, Ocampo señala el desafío que implica que, en Buenaventura, más que todo en zonas rurales, existan otros actores armados, como las disidencias de las extintas Farc, el ELN y grupos posparamilitares. Y esto es un desafío porque “necesitamos también de una fuerza pública preparada pero también en la cantidad necesaria para prevenir, a futuro, que otros grupos estén en Buenaventura, porque se lo han tomado en distintas comunas, en distintas partes, en los esteros, y demás”.

 

Relaciones con el nuevo gobierno local:


Ante el hecho de que recientemente se inició con un nuevo periodo en los gobiernos local y regional, se le consultó al congresista sobre cómo la mesa de diálogo socio-jurídico percibe dicho cambio, a lo que él responde con gran apertura y disposición resaltando que “lograr paz en Buenaventura nos compromete a todos los sectores, nosotros, yo estoy dispuesto a trabajar con el sector político que considere que debería ser la paz una obligación de todos. Yo espero y confío en que la alcaldesa va a estar vinculada con eso que pueda corresponder, puedan ayudar y puedan participar de la manera que hay que hacerlo”.

Aquí vale la pena resaltar que de la mano con la mesa de diálogo socio-jurídico, la Oficina del Alto Comisionado de Paz, la Secretaría de Paz Territorial y Reconciliación Departamental del Valle, la Oficina Gestora de Paz de Buenaventura, han acompañado las actividades de bienestar que han surgido en el marco de dicho espacio. Una de ellas, es el actual torneo de fútbol “Buenaventura en Paz” que inició el pasado 3 de febrero y que involucra mas de 150 equipos rurales y urbanos.


Asimismo, el gobierno local y departamental, junto con el congresista Ocampo, acompañaron la misión humanitaria que hizo la Defensoría del Pueblo, liderada por el defensor regional pacífico David Torres, el día 05 de febrero 2024, en la comunidad de La Plata – Bahía Málaga, donde hace unas semanas hubo una incursión armada, poniendo en riesgo a la comunidad. Dicha misión humanitaria tuvo como objetivo llevar la presencia institucional, hacer acompañamiento y dialogar con la comunidad para identificar las acciones futuras para su protección.

 

Aprendizajes de Buenaventura como Laboratorio de Paz:

 

Para el congresista Ocampo es de gran importancia recordar que este es el único proceso de paz urbana que existe en el continente, y que esto debe traernos a la reflexión sobre lo significativo que es para el mundo que desde Buenaventura se le apueste a la paz.


Adicionalmente implica reconocer las particularidades del territorio “en la zona urbana están los Shottas y los Espartanos, en las periferias está la Jaime Martínez, está el ELN y otros, es el puerto más importante del país, y uno de los más importantes de Sur América, pero también de los que más mueven narcotráfico, entonces los aprendizajes y este modelo de paz en un sitio tan codiciado y tan peleado, implica reconocer distintas realidades” explica Ocampo.


El congresista también resalta la importancia de abordar los aprendizajes porque en un contexto de tanta pobreza y conflictividad “el aprendizaje más importante es cómo poder coordinar, juntar distintas instituciones y actores para poder desescalar un elemento como la violencia, aprender a seguir desescalando el conflicto, muertos, homicidios, extorsiones, luego tener posibilidades sociales y ahora un marco jurídico, es decir, creo que la etapa metodológica hasta donde va, va bien, es un gran avance importante”.

 

Avances y comunicación con la ciudadanía.

 

Si bien desde que se inició el proceso del espacio de diálogo socio-jurídico entre los Shottas y los Espartanos se han presentado varios hitos importantes, uno de ellos es la disminución significativa en temas como los homicidios, pasando de 45 homicidios en el primer trimestre de 2021 y 45 en el mismo periodo en 2022, a 12 en el primer trimestre del 2023.


Igualmente, Buenaventura ha estado registrada, por la organización World Population Review, en el ranking de las 50 ciudades mas violentas del mundo, ocupando el puesto número 13 en 2021, pasando al lugar 43 en el 2022 y logrando salir de dicho listado en el año 2023.

Pese a los logros identificados, surge una preocupación que desde diversos sectores sociales se ha venido señalando, que está relacionada con la falta de comunicación o el difícil acceso a la información sobre los avances del espacio socio-jurídico.


Frente a esto, el congresista considera importante no generar falsas expectativas, aun cuando se está haciendo todo lo posible por lograr la paz, y explica que “no es prudente ir hablando sobre lo que se hace, porque tiene sentido si llega a un buen fin, pero generar expectativas falsas o cosas mal hechas pueden entorpecer la confianza que tenemos. Nuestros procesos son procesos que tienen mucho hermetismo de informaciones que circulan allí, de cómo lograr los acuerdos porque, mientras nosotros estamos acordando con dos grupos, hay otros grupos y actores que esperan volver a tomar Buenaventura entonces no podemos decir cómo va a ser, de qué manera


Pero así mismo reconoce que la comunicación es importante para que la comunidad se sienta tranquila y que para eso van a empezar una nueva etapa de hacer que la ciudadanía “entre a la conversa. Ahora vamos a hacer que la conversa de la paz esté en los barrios, esté en los territorios y cualquier persona pueda participar. Estamos apenas construyendo esa etapa”.

 

Comentários


bottom of page