Por fin el Pacífico

Por: Walter Aldana

Político Social Alternativo


Un trino del recién elegido presidente Gustavo Petro levantó en las mentes y corazones de las personas habitantes del Litoral Pacífico la esperanza de desarrollo y la autonomía para determinar el tipo de organización territorial necesaria para ello.



Yo que fui alcalde de Guapi, en el Pacífico medio, comprendo lo que significa la voluntad política de Petro. Es el pago histórico de la deuda social por parte de un Estado que ha usufructuado el ingreso de la riqueza por esta zona de nuestro territorio patrio. Es irónico que, desde hace más de siete décadas, nuestras relaciones comerciales se desarrollan con el mundo a través del Pacífico, y el nuestro es el único pobre del mundo.


Que las comunidades gobiernen el territorio significa que procesos sociales afro, asociaciones indígenas, sectores del campesinado, mujeres, jóvenes, diversidades sexuales, las dinámicas culturales, la precaria institucionalidad local, las iglesias y los gremios de la producción, entre otros, y juntos, miren sus dolencias y dibujen con el lápiz de la esperanza su futuro. Es, ni más ni menos, hacer un diálogo regional en el litoral Pacífico.


Y definir en autonomía es reconocer a los habitantes de este territorio su mayoría de edad para pensar y escribir su desarrollo, planes de vida y etnoeducación afro. Por ello Petro le reconoce el carácter vinculante a lo que se proyecte, de tal manera que el proceso no quede en los acostumbrados y olvidados ejercicios de planificación.


Y marca la ruta para su financiación: la mitad de los dineros por concepto del IVA a las importaciones que ingresan por el Puerto "Rico" de Buenaventura, allí donde la riqueza pasa en containers en medio de la pobreza, en donde desde hace 20 años se pavimentaban sus calles con basura.


Existe ya una región administrativa y de planificación en el Pacífico con la vinculación de los cuatro departamentos (Nariño, Cauca, Valle y Chocó), la conforman 78 municipios. Obviamente no satisface a todos aquellos que necesitan de su buena gestión, es más, en este momento hay un paro de los consejos comunitarios afro que tiene que ver justamente con esta región administrativa y de planificación, la cual, eso sí, satisface a los intereses de los amigos de Camilo Lloreda, su gerente general.


Sustentados en el Artículo 285 de la Constitución del 91 se creó la Ley 1454 de 2011, la cual establece lo siguiente:


  • Artículo 9: "El estado promoverá procesos asociativos entre entidades territoriales, esto en pro de que se formen alianzas estratégicas que impulsen el desarrollo autónomo y sostenible de las comunidades".


Para ello en el Artículo 10 de la misma ley, se convocan dos figuras: las Regiones Administrativas y de Planificación (RAP), que son asociaciones entre dos o más departamentos, y las Regiones de Planeación y Gestión (RPG), asociaciones entre dos o más municipios. Esta última sería la que se adecúa a las condiciones para impulsar de manera incluyente todas las iniciativas regionales del litoral Pacífico colombiano. Es una estructura más pequeña, de posible buen funcionamiento y manejo, y no ese monstruo de los 78 municipios que existe actualmente.


Gracias presidente, con las regiones de planeación y gestión, el diálogo regional del litoral y la financiación económica, será el Pacífico potencia de vida, para vivir sabroso.


 

*Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad de la persona que ha sido autora y no necesariamente representan la posición de la Fundación Paz & Reconciliación al respecto.