top of page
  • Redacción Pares

Políticas regresivas de Duque alimentan el Paro Nacional

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares

Los primeros meses después de la posesión del presidente Duque en agosto de 2018, algunos analistas auguraron un camino difícil para el país. Tal y como lo pronosticaron, se ha demorado la implementación del Acuerdo de Paz, el asesinato de líderes y lideresas va en aumento, y el plan de gobierno que va hasta el 2022 tienen en jaque a las organizaciones civiles.


Es por eso que este jueves, las centrales obreras, el sindicato de maestros, organizaciones de la sociedad civil, estudiantes e indígenas, se propusieron salir a marchar en todo el territorio colombiano por tres motivos centrales.


#ATENCIÓN| Al son de los tambores y la alegría, los Pueblos Indígenas en Buenaventura de @AcivarpV se movilizan a esta hora. El #ParoNacional es una fiesta por la dignidad, por la vida, por la transformación del país. @luiskankui @CNA_Colombia @CumbreAgrariaOf @FelicianoValen. pic.twitter.com/87CIcUZ95C — Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC (@ONIC_Colombia) April 25, 2019

El primero para pedirle al gobierno que cumpla con acuerdos previamente pactados y que van a paso lento: desde el Acuerdo de Paz hasta los de los pliegos con las organizaciones. En segundo lugar, que sean tenido en cuenta en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) por el cual se verían afectados debido a las políticas que van en contravía de estos sectores.


El tercero se trata del asesinato sistemático de defensoras y defensores de derechos humanos, que según la Fundación Paz y Reconciliación-Pares registra 247 víctimas a partir de la firma de la paz con la exguerrilla de las Farc en noviembre de 2016.


Otro de los llamados de la movilización al gobierno es que se fortalezca y garantice la participación y la democracia en Colombia, y también reabrir el espacio de diálogo con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).


Los estudiantes vuelven a alzar su voz


El movimiento estudiantil, compuesto por varias organizaciones de jóvenes, lideró un paro a nivel nacional en octubre del 2018 que finalizó en enero de este año. Las manifestaciones, propuestas, bloqueos, pliegos de peticiones, rupturas y finalmente un texto que le dio luz verde a la negociación con el estudiantado, les demostró a los demás sectores de la sociedad que las marchas aún funcionan para lograr reformas en la política.


Los estudiantes consiguieron un acuerdo por 5,85 billones de pesos para que fueran adheridos por partes anualmente en el presupuesto de la educación. Se pactaron 19 puntos de los cuales al gobierno le hace falta cumplir dos.


Sin embargo, “el problema es que uno de ellos es nada más que 1,2 billones para la ciencia y la tecnología, o sea que de esos 5,85 billones hoy no está incluido en el Plan Nacional de Desarrollo la habilitación legal para que de la plata que sobra cada año -que fue lo que acordamos- el 20% se invierta en ciencia, tecnología e investigación”, expresó Jennifer Pedraza, representante estudiantil de la Universidad Nacional, en Noticias Caracol.


Manifestantes avanzan por la carrera 10 con calle 19 rumbo a la Plaza de Bolívar #ParoNacional #ParoNacional25Abril pic.twitter.com/Ovwnfkk7U3 — LAUD ESTEREO (@LaudEstereo) April 25, 2019

Pedraza también dijo que en las mesas de diálogo -fruto del acuerdo- se ha hecho seguimiento al pliego, y en ese sentido, le han solicitado al gobierno por escrito en tres ocasiones que se incluya en el PND este artículo que habilite los recursos de la ciencia y tecnología. Sin embargo, no ha ocurrido.


Por lo tanto, este paro se realiza en un momento en el que todos los sectores encontraron un punto en común: en el plan del gobierno “varias políticas regresivas van en contra de la garantía de los derechos fundamentales” sobre los cuales cada organización trabaja.


Tanto garantías laborales en el caso de la CUT, como financiación plena para la educación básica y media que es el caso de Fecode y en nuestro caso el cumplimiento pleno de los acuerdos.


Los maestros también se unen


La Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) también se ha caracterizado por manifestarle al gobierno sus inconformidades frente al sistema educativo. En febrero salieron a las calles y reabrieron una mesa de diálogos para plantear todas las peticiones.


Por lo tanto, este jueves también se sumaron a esta movilización. En su cuenta de Twitter manifestaron que “hoy estamos en una sola voz rechazando el Plan Nacional de Desarrollo que no es un pacto por Colombia y, definitivamente, apunta hacia la inequidad social, económica y laboral”.


Asimismo, manifestaron que los maestros y estudiantes son quienes padecen las deficiencias de un sistema educativo sin financiación. Con el Plan Nacional de Desarrollo serán 4 años de precariedad.

Centrales obreras lideran la marcha


La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) en conjunto con la coordinadora de organizaciones sociales y demás sectores que rechazan las políticas que está implementando el gobierno convocaron esta movilización desde el pasado 9 de abril.


De acuerdo con Diógenes Orjuela, presidente de la CUT hay dos asuntos que motivaron este paro. El primero es el de las políticas económicas y sociales de este gobierno que están concentradas en la reforma laboral.


Según contó, el Plan de Desarrollo elimina el contrato laboral como está inscrito en Colombia. Asimismo “elimina el salario mínimo con la formulación de contratación por horas y es un ataque directo a la negociación colectiva ya a las convenciones colectivas en Colombia, además de las graves implicaciones de la reforma pensional que también está inmersa en ese plan de desarrollo”.

https://twitter.com/MoisesAlvaro_/status/1121453563492929537

El segundo, está relacionado con las demoras del Acuerdo de paz. En ese sentido, aseguró que “eso involucra el tema del asesinato de líderes sociales, (…) y el tema de la primacía de la negociación para los conflictos que todavía subsisten en el país con grupos alzados en armas”.

En definitiva, la CUT hizo un llamado a los trabajadores colombianos, lo cual incluye a Fecode, puesto que, según ellos las negociaciones están avanzando a pasos supremamente lento y constituyen otro factor de agitación en el contexto de este paro nacional.

bottom of page