Política de defensa y seguridad en contravía de la paz

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares.


El presidente Iván Duque, realizó este miércoles el lanzamiento de la política de defensa y seguridad que implementará durante su mandato. En ella se observan nuevas medidas que fortalecen el aparato militar, proponen crear redes cívicas y que cierra las puertas a una negociación con el ELN.

Son varios los puntos que componen dicha política, pero tres llaman la atención por las experiencias que se han tenido en el conflicto armado colombiano. El primero es el aumento en el presupuesto en Defensa, con 33.4 billones de pesos, dos más que en el 2018; segundo son las redes de participación cívica, por la experiencia de las llamadas Convivir, que fueron la base para el surgimiento paramilitar; y el tercero es la clasificación de los grupos armados organizados, que pondría al ELN al mismo nivel que el Clan del Golfo.


Con esta serie de decisiones, cada vez más se desdibuja esa paz del acuerdo pactado con las Farc prometía llegar a todos los territorios. Por lo tanto, estas medidas van en contravía con las políticas impulsadas por el gobierno anterior que desde el 2012 lideró en un trabajo interinstitucional para promover una agenda de paz.