Partido Liberal de Córdoba entre Petro y Barguil

Por: Nataly Triana Guerrero

Asistente de investigación en la Línea de Democracia y Gobernabilidad


A pesar de que el partido Liberal aún no tiene un candidato oficial al cual respaldar a la presidencia, el Clan Calle ya alineó sus respaldos y le entregó sus banderas a Gustavo Petro en Montelíbano, Córdoba.


El 13 de febrero, Gustavo Petro asistió a un evento político en Montelíbano organizado por Gabriel Calle Aguas, hermano del representante a la Cámara y heredero político del Clan Calle, Andrés David Calle Aguas. En este encuentro le fue entregada la bandera del Partido Liberal al candidato presidencial y fue anunciada la alianza de la lista del Partido Liberal a la Cámara en Córdoba con la lista presidencial del Pacto Histórico.

Fuente: Gustavo Petro

De esta manera, el candidato presidencial dejó sin respaldo político a la lista presentada por su coalición en este departamento. En cambio, dio de facto el apoyo a candidatos como Andrés David Calle Aguas, Walter Hernán Gómez Reyes, Eduardo José Tous de la Ossa y Arleth Casado, todos candidatos cuestionados por Pares.

Fuente: Registraduría Nacional del Estado Civil

Herederos de corrupción del Partido Liberal

Según el informe Los herederos y las herederas de todas las formas de corrupción”, Andrés Calle es heredero del caudal político de Gabriel Calle Demoya, quien fue investigado por presuntos hechos de corrupción, específicamente porque su administración se encontró relacionada con un posible desfalco de 60 mil millones de pesos a través de la empresa de economía mixta Jaguazul S.A. Aparentemente, este dinero fue usado en la candidatura de Gabriel Calle Demoya a la alcaldía de Montelíbano en el 2019. En este mismo año la Fiscalía le imputó a Gabriel Calle los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, prevaricato por acción y falsedad ideológica en documento público.

Por otro lado, la Procuraduría Regional de Córdoba, en el 2020, le abrió una investigación a Walter Hernán Gómez por presuntas irregularidades en la ejecución de un contrato de adquisición de equipos biomédicos mientras ejercía como secretario de Salud departamental. En la actualidad, Pares desconoce el curso de esta investigación.

En otro caso, Eduardo José Tous de la Ossa es el heredero de la estructura política del Ñoño Elías, exsenador que perdió su curul por ser objeto de investigación en el caso de Odebrecht. Este candidato también fue denunciado por Pares por presuntamente haber convertido Centros de Desarrollo Infantil (CDI) del ICBF en espacios de corrupción.

Por último, Arleth Casado ha construido su caudal político propio, a pesar de ser la esposa de Juan Manuel López Cabrales, ex congresista condenado a 6 años de prisión por concierto para delinquir, al ser uno de los firmantes del Pacto de Ralito. En el 2017, la Corte Suprema de Justicia le abrió una investigación preliminar a Arleth por presuntamente haber favorecido la entrega de contratos públicos a la empresa brasileña, sobre esta investigación no se han encontrado novedades recientes.

Pugna por la maquinaria liberal


Esta búsqueda de mayorías en Córdoba por parte del Pacto Histórico hace parte de un cálculo político de Gustavo Petro para retener la fuga de la maquinaria política de este partido a favor de otros candidatos como David Barguil, quien aparentemente tiene entre sus adeptos a Fabio Amin y Juan Camilo Corrales Saleme.

Fuente: El Home

De acuerdo con fuentes territoriales de Pares, el actual candidato cuestionado al Senado y el diputado de la Asamblea de Córdoba (2020-2023) del Partido Liberal se han distanciado políticamente de Andrés Calle quien es la fórmula a la Cámara de Fabio Amín, heredero del capital político del ex congresista Juan Manuel López.

Esta distancia se puede explicar a partir de las relación de confianza construida entre Barguil y Amin desde el 2016, año desde el que Amín se configuró como un potencial aliado del actual candidato presidencial y heredero de una de las estructuras clientelares más poderosas de Córdoba: el ‘Clan García Pineda’. Según fuentes de Pares, el respaldo hacia este candidato obedece no solamente a una relación de confianza, sino también a una apuesta electoral segura en tanto es él conservador más votado y el cuarto senador con más votos en el país.

Fuente: Andrés Calle

Ahora bien, estas mismas fuentes también le han afirmado a Pares que el respaldo de Petro a la lista liderada por Andrés Calle no es exclusivamente para quienes conforman el Clan Amín-López-Calle, sino también a los candidatos del Ñoño Elías con quien presuntamente ha habido aproximaciones, las cuales Pares no ha podido verificar.

Es importante recordar que esta no es la primera aproximación de Petro con los distintos líderes de las maquinarias liberales, entre los más polémicos se encuentra Luis Perez y Julian Bedoya, barones electorales del Partido Liberal en Antioquia. Pérez ha sido múltiples veces denunciado por Pares por su presunta responsabilidad en la operación Orión y desviación de recursos públicos a través de una sociedad de economía mixta, denominada Valor +. Por su parte, Bedoya fue denunciado por haber obtenido su título universitario de manera irregular y fraudulenta.

Actualmente, el director del Partido Liberal, César Gaviria, no se ha pronunciado sobre la posibilidad de aliarse con Gustavo Petro y tampoco ha invalidado o validado las acciones realizadas por sus distintos candidatos a nombre del partido. Nuevamente, este partido es un plato de segunda mesa para el mejor postor en donde la ausencia de dirección ha creado un caos en la búsqueda de supervivencia de los clanes políticos de esta organización partidista.

Por último, el Pacto Histórico ha demostrado nuevamente que las aspiraciones presidenciales de Gustavo Petro se encuentran más allá de las distancias ideológicas y éticas que existen con las organizaciones clientelares y corruptas del país.