Paró la paz y siguió la guerra

Por: Germán Valencia. Instituto de Estudios Políticos, Universidad de Antioquia. Columnista Pares.

El título de este artículo es tal vez la frase que mejor sintetiza el balance que, el pasado sábado 26 de septiembre, realizaron un conjunto amplio de actores que fueron invitados a la 1ª Conferencia Internacional para la Implementación del Acuerdo de Paz. Este fue un evento organizado por el movimiento Defendamos la Paz y que sirvió para conmemorar la histórica firma del Acuerdo Final en Cartagena, en 2016, ratificado un par de meses después en el Teatro Colón de Bogotá.


En esta primera conferencia hubo tiempo para escuchar a todos. Fue un evento plural, en el que estuvieron presentes los protagonistas de la paz. Desde los actores que negociaron los contenidos del Acuerdo (Humberto del Calle y Rodrigo Londoño) y los países garantes (Noruega y Cuba) hasta el representante del Gobierno Nacional (el Consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila). Pasando por varios premios nobel de paz y por los representantes de las víctimas y de las comunidades afro e indígenas y las mujeres.


Fue un evento que sirvió para hacer un alto en el camino y señalar los avances y logros en materia de implementación del Acuerdo Final, pero también para mostrar vacíos, problemas y retos en la implementación.