ONU mediará en Ecuador entre indígenas y Gobierno

Por: Redacción Pares Foto: TeleSur


El sistema de las Naciones Unidas en Ecuador anunció que tras la aceptación pública de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) y del Gobierno para establecer una mesa de diálogo, se comenzará de inmediato el contacto directo con ambas partes y otros actores sociales para concretar próximos pasos y evitar la escalada de violencia. El país lleva más de una semana sumido en protestas tras el anuncio del mandatario del retiro del subsidio al combustible. Los líderes indígenas piden que se revierta la decisión.


A través de las redes sociales, la ONU también saludó que el Frente Unitario de Trabajadores haya manifestado su voluntad de sumarse a una mesa de diálogo que permita la construcción de «un clima de paz y encontrar soluciones duraderas para el bienestar de todas las personas«. Este sábado, miles de personas están concentradas en Quito. Buscan la salida de Moreno o la derogatoria del decreto 883.


Este sábado, las Naciones Unidas reiteraron su llamado a Ecuador a «unir fuerzas» desde todos los sectores para poner fin a la violencia y establecer un diálogo. La Confederación de Nacionalidades Indígenas en el Ecuador y el Frente Unitario de Trabajadores anunciaron su disposición para establecer una mesa de diálogo con el Gobierno de Lenin Moreno. Las Naciones Unidas facilitarán las conversaciones.


«Estamos listos para apoyar un proceso eficiente e inclusivo que genere soluciones duraderas para el desarrollo y la paz del país», expresó el sistema de la ONU en Ecuador.


El pasado jueves el portavoz de la ONU en Nueva York confirmó que el Gobierno de Lenin Moreno envió un pedido al Secretario General para apoyar un diálogo, a lo que se dijo que la Organización estaría lista para apoyarlo «solo si todas las partes están de acuerdo«.


Según despachos de prensa, en las últimas horas el presidente de Ecuador declaró un toque de queda en Quito y las áreas aledañas.


La Oficina de la ONU para los Derechos Humanos expresó su preocupación por los actos de violencia que habrían sido cometidos por las fuerzas de seguridad ecuatorianas contra manifestantes a lo largo del país el fin de semana pasado en el contexto de un Paro Nacional.


En un comunicado, la Oficina también rechazó enfáticamente los hechos de violencia cometidos por terceros tales como agresiones a personas, destrucción de bienes públicos y privados, saqueos, bloqueos de la vía pública, entre otros.