• Laura Natali Cano Murillo

Ojo: estas son las candidaturas cuestionadas en Chocó

Por: Laura Cano Periodista Pares

A menos de un mes de las elecciones le seguimos poniendo la lupa a las candidaturas cuestionadas. Esta vez nos concentramos en Chocó, donde actualmente un candidato al Senado y tres a la Cámara de Representantes se han visto implicados en escándalos.

1. Nilton Córdoba Manyoma – Candidato al Senado - Partido Liberal


Córdoba Manyoma se prepara para dar su salto de la Cámara al Senado, luego de cumplir dos periodos en la Cámara de Representantes, y de haber pasado por la Alcaldía de Medio Baudó en 1992.

Córdoba ha resaltado en el mundo de los cuestionamientos porque fue uno de los vinculados por Gustavo Moreno en participar en el Cartel de la Toga; presuntamente le habría pagado $200 millones al exmagistrado auxiliar Camilo Ruiz para frenar su captura por supuesto lavado de activos cuando fue alcalde. El 26 de enero rindió interrogatorio. Por esto la Corte Suprema de Justicia lo investiga desde 2018 para “determinar la supuesta ocurrencia de los hechos, establecer si son constitutivos de falta disciplinaria e individualizar plenamente a los servidores públicos presuntamente comprometidos”.

En la audiencia, que se llevó a cabo en enero de este año, el representante a la Cámara admitió que tuvo reuniones con Luis Gustavo Moreno, pero aseveró que: “Le había pedido a él (Gustavo Moreno) que me ayudara con unos ‘cupitos’ en la Fiscalía, me había pedido incluso cuatro hojas de vida. (…) Él quería ser Defensor del Pueblo y yo, ayudar a unos amigos que están radicados en Bogotá”. Adicionó que también: “Lo busqué para que me defendiera en términos legales y, producto de esa defensa, me comprometí a pagarle una suma de dinero. Fue una relación profesional y de trabajo”. El caso continúa, y actualmente se sigue reuniendo material probatorio en el juicio contra el aspirante al Senado por el partido Liberal.

Lo otro tiene que ver puntualmente con su participación en el Clan Cordobismo, del cual ahora es cabeza. Este Clan tiene un fuerte arraigo en el liberalismo, y tuvo origen con el cacique Diego Luis Córdoba, quien participó en la creación del departamento. Los nietos y bisnietos de Diego Luis Córdoba y de su hermano, Zabulón Córdoba, han formado la estructura principal del Clan, entre quienes está el hoy candidato al Senado.

2. Jhoany Carlos Alberto Palacios Mosquera – Candidato a la Cámara de Representantes - Partido Liberal


Jhoany también es otra ficha del cordobismo. Bajo esto llegó a la Alcaldía de Istmina en 2008 y a la Gobernación del Chocó entre 2015 y 2019. Como buena ficha del clan, el hoy candidato a la Cámara, ha tenido al menos cuatro cuestionamientos que hoy deberían estar en la lupa. El primero tiene que ver con una investigación disciplinaria que le abrió la Procuraduría General de la Nación por presuntas irregularidades en la licitación pública GDCHOCO-01-SDERN-2019, por más de $24.500 millones. Esta licitación tenía por objeto la “consolidación de la cadena pesquera artesanal de la costa pacífica chocoana: Juradó, Bahía Solano, Nuquí, Bajo Baudó, el Litoral de San Juan”.

En 2020 la Fiscalía abrió una investigación en contra del exgobernador por los delitos de contrato sin el cumplimiento de los requisitos legales y peculado por apropiación. Este delito se habría cometido con un convenio celebrado entre la Gobernación del Chocó y la empresa Universal De Servicios Públicos S.A. ESP, el cual se había dado para llevar el servicio de gas natural domiciliario a varios municipios del Chocó. Según informó el Espectador: “El contrato se firmó por $17.838 millones, pero los investigadores encontraron que hubo un peculado por $4.518 millones. Aproximadamente el 25% quedó en manos de particulares”.

Adicionalmente, la Contraloría también llegó a investigar presuntas irregularidades presentadas en el Programa de Alimentación Escolar, PAE, con vigencia 2016. Estas irregularidades implicaban una cuantía de cerca de $644.800.000. En noviembre de 2021, la Contraloría del Chocó le abrió un periodo probatorio en medio de un proceso sancionatorio administrativo en hechos que habría cometido siendo Gobernador.

3. Astrid Sánchez Montes de Oca – Candidata a la Cámara - Partido de la U


Montes de Oca ya es conocida en el Congreso; fue senadora en el periodo 2010-2014 y representante a la Cámara para el periodo 2018-2022. Además, como los candidatos anteriores, también pertenece a un clan, pero esta vez al ‘Clan de los Sánchez Montes de Oca’. Es hija del patriarca Rafael Sánchez, cabeza del clan, que desde mediados de los 90 consolidó su poderío en el departamento del Chocó.

Astrid fue electa en el Congreso sin haber ocupado ningún cargo de elección popular, gracias al capital político de sus hermanos Patrocinio y Odín. Patrocinio Sánchez Montes de Oca fue condenado por peculado culposo en su gestión como alcalde de Quibdó. A Odín Sánchez la Corte Suprema lo condenó a 9 años de cárcel por parapolítica, hizo parte del proyecto "por una Urabá grande unida y en paz", conocido en Chocó como un "proyecto político del Darién colombiano", en el que políticos y paramilitares pactaron para repartirse el poder de la región. En este proyecto, dirigentes locales pactaron con paramilitares para la distribución del poder en elecciones locales y nacionales entre 1990 y 2007. Esta investigación le causó una inhabilidad dictada por la Procuraduría de 20 años; esta situación lo obligó a lanzar su candidatura en cuerpo ajeno.

4. Eduar Eccehomo Torres Mosquera – Candidato a la Cámara de Representantes - Partido de la U

Torres Mosquera es otro de los candidatos que brilla por pertenecer a un clan político, el clan Torres, el cual él mismo lidera. Este Clan inició con Edgar Ulises Torres, quien venía del seno del Movimiento Liberal Popular (MLP). Edgar Ulises Torres primero fue electo al concejo en Istmina y dio el salto al Congreso siendo electo representante entre 1994 y 2010; los dos primeros periodos por el Partido Liberal y en 2006 fue electo por Cambio Radical; partido al cual se integró el MIR a inicios del 2000. Torres fue condenado a 11 años de cárcel por concierto para delinquir, ya que según la Corte Suprema también perteneció al proyecto Por una Urabá Grande Unida y en Paz, mencionado más arriba.

Edgar Ulises Torres es el padre del hoy candidato, quien de hecho se ha lanzado a la Cámara de Representantes en tres ocasiones, con avales diferentes. Su primera incursión en la contienda política es en 2010, año en el cual obtuvo el aval del desaparecido partido “Alas”, donde obtuvo sólo 12.671 votos. Posteriormente, en el año 2014, se lanzó nuevamente, esta vez por una alianza con en conservatismo, campaña con la cual obtuvo alrededor de 27000 votos. Finalmente, en el año 2018 se inscribió por el partido Cambio Radical tampoco fue electo.



 

Hoy le seguimos poniendo el ojo a estas candidaturas, recordando que en poco estas personas tendrán opciones de llegar al Congreso, suponiendo un riesgo para la democracia y para los territorios que representan.