Nuestra indolencia con poblaciones migrantes y refugiadas

Por: Germán Valencia Instituto de Estudios Políticos de la Universidad de Antioquia


En la actualidad, el territorio colombiano pasa por un hito de movilización poblacional sin precedente en su historia: por un lado, alberga uno de los mayores números de personas desplazadas en el mundo a causa del conflicto armado; y, por el otro, observa un acelerado flujo de personas migrantes y refugiadas.


El primero es un fenómeno de su propia cosecha, fabricado con las manos y el golpeteo de los fusiles que utilizó por casi seis décadas: un conflicto armado de larga duración que ha provocado, en tan sólo 35 años de historia, por lo menos, 9.2 millones de víctimas que habitan hoy, en su mayoría, las laderas de grandes ciudades.