No solo en nuestra versión está la verdad: FARC

Foto: semana.com

Por: Sergio Saavedra, Redacción Pares

A la Comisión de la Verdad llegó la primera entrega formal por parte de las Fuerzas Militares el pasado 27 agosto. Se trata de 50 tomos que componen el informe Génesis, cientos de documentos con información que fue recopilada por parte de organismos de inteligencia y la Fiscalía General de la Nación. Las Fuerzas Militares decidieron, como primera entrega, dar un informe sobre la antigua guerrilla de las FARC y no del Ejército Nacional.

Dicha entrega se dio 48 días después del comunicado de prensa que emitió la Comisión de la Verdad, el 10 de julio, en el cual manifiesta que tiene la facultad y obligación de solicitar a las diferentes instituciones del Estado información necesaria para el esclarecimiento de la verdad.

El documento fue entregado por parte del comandante de las Fuerzas Militares, general Alberto José Mejía, y contiene —según declaraciones de Mejía en rueda de prensa— “miles de discos duros de computadores, miles de memorias USB y, al mismo tiempo, miles de terabytes de lo que son las FARC. Nosotros guardamos por mucho tiempo esta información, pero es momento de que esté en el lugar preciso, y es, ni más ni menos, que la Comisión de la Verdad”.

Según lo advirtió el general Mejía, la entrega de los 50 tomos no pretende ser una “cortina de humo” con el objetivo de “tapar los errores que han podido cometer soldados de la República en esta guerra”. Por su parte, el padre Francisco de Roux —presidente de la Comisión de la Verdad—  afirmó que la entrega es “es una contribución muy seria a la clarificación para nosotros de lo que es la historia de las FARC”

Lo cierto es que el informe Génesis está en manos de la Comisión y el medio que ha tenido acceso a los 50 tomos es la Revista Semana, la cual publicó dos artículos el primer día del mes de septiembre de 2018: El dosier secreto de las FARC y La ‘vaca’ para matar a Uribe, donde se revelan supuestos planes, que incluyen a narcotraficantes y guerrilleros, para asesinar al senador Álvaro Uribe y para envenenar a congresistas del Centro Democrático. La publicación más reciente se dio el 11 de septiembre, y la titularon El abecedario guerrillero, el origen del mundo y cómo tomarse un pueblo: los manuales de las FARC. Según Semana, los documentos dan cuenta de «cómo eran las FARC tanto en la guerra como en la cotidianidad».

Para conocer la opinión de La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, Pares habló con Mauricio Jaramillo, quien fue miembro del Secretariado de las FARC durante el Proceso de Paz y es miembro partido de los ‘comunes’.

¿Qué considera de la entrega del informe ‘Génesis’ por parte de las Fuerzas Militares a la Comisión de la Verdad?

Nosotros no hemos recibido esa información oficialmente. Como yo lo veo, es muy importante porque recopila la información que ellos tienen sobre nosotros. De todas formas, ellos tienen que entregarnos a nosotros los 50 folios, porque ahí hablan de las FARC, pero hasta el momento no hemos recibido absolutamente nada. Sin embargo, vamos a hablar con la Comisión de la Verdad para que ellos hagan el procedimiento y nos hagan llegar toda esa información.

La entrega es positiva, porque eso es cumplimiento de una parte. Ellos empiezan a entregar informes, como nosotros que empezamos a entregar información. Ellos no han dicho nada de lo que en su acontecer diario también tuvieron que ver, por ejemplo, los ‘falsos positivos’, muertes que estaban por fuera de la justicia. En general, son muchas las cosas que ellos tienen que revelar.

Del contenido del informe, ¿qué opina?

Yo no conozco en detalle estos textos, tenemos que sentarnos a leerlo. Muchas cosas serán ciertas, otras no. Fíjese: de lo que se ha publicado, hay cosas que escribió el camarada Manuel en la cartilla militar, hace por ahí más de 40 años; inclusive, eso hace parte de lo que nosotros vamos a entregar a la Comisión de la Verdad. Toda esa entrega de nuestra parte son documentos nuestros, documentos oficiales, hay testimonios en los recuentos del camarada Manuel, sobre el día a día de cómo en las FARC.

Nosotros no creemos que solamente en nuestra versión está la verdad. La verdad confluye de muchas partes. Ese conjunto de información es la que va a contribuir a un verdadero esclarecimiento. Por ejemplo, nosotros recogemos información en el territorio porque es en la gente donde están los testimonios para que, realmente, construyamos la verdad. Hay aproximaciones de relato desde nuestra voz, pero hablar en territorio es el relato de la realidad.

Sin embargo, para lograr este proceso hay una serie de complicaciones. Por ejemplo, ellos tuvieron que haber gastado más de dos mil millones de pesos en la elaboración de todo esto. El equilibrio para este tipo de esfuerzos es inexistente. Es una cosa muy desigual, ellos tienen todos los mecanismos, nosotros ninguno. La idea no es empezar a llorar, la idea que tenemos nosotros es esclarecer la verdad frente a las víctimas.

¿Cuál es el canal de comunicación entre el partido de la FARC con las víctimas?

Nosotros tenemos comunicación con organizaciones de Derechos Humanos y con organizaciones de víctimas. Ese acuerdo dice que las víctimas son el centro y que, por lo tanto —no es porque sea por un mandato, sino que así lo creemos nosotros— las víctimas son las que deben tener mayor importancia.

Además, nosotros tenemos un mecanismo para interarticular con la Comisión y tenemos la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad de FARC, donde nos reunimos periódicamente. Tenemos una interrelación con la doctora Monzón de la Unidad Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas. Estamos conectados con los mecanismos todo el tiempo, estamos pendientes de los empalmes con el nuevo gobierno.

Nosotros vamos a hablarle a las víctimas, eso es lo que nos va a aproximar a la paz, por eso decimos «¿los terceros dónde están?». Por ejemplo, ellos deben aportar verdad, porque ellos son los que tiene que decir «en esto aportamos nuestro grano de arena» para el servicio del país, porque Colombia se merece una paz verdadera.

¿Qué papel tienen las fuerzas militares en el esclarecimiento de la verdad?

Es de primer plano, ellos tienen que aprovechar este momento que tiene el país. Ellos tienen un temor terrible de presentarse a decir la verdad y yo creo que, como van las cosas, el país se los reclama. No se lo va a reclamar ningún juez, el pueblo colombiano les va a pedir que rindan verdad, no se ve la cara del Estado aquí, no se ve la cara del gobierno.

Hay unos mecanismos, la Comisión de la Verdad tendrá una ruta para articularla. Una verdad compuesta por todos los territorios de Colombia acercará a un proceso de reconstrucción. Sin embargo, el mandato es tan largo que uno dice «¿tres años?», eso no va a ser suficiente. Ya vamos varios meses y esto no va alcanzar. Esta es una apuesta muy grande para el país.

Nosotros hemos tratado por todos los medios que ellos se vinculen a este proceso, ahí está la JEP. Todo el mundo dice «¿ustedes con Uribe qué?». Ojalá el expresidente Uribe se acerque a la JEP, a la Comisión de la Verdad, a la Unidad de Búsqueda Personas Dadas por Desaparecidas. Estos no son mecanismos de retaliación, son mecanismos de acercamiento a un punto de verdad, ese es el camino que nos va a llevar a la paz.

¿Qué proyecciones tiene el partido para la entrega de la información a la Comisión de la Verdad?

Puntualmente ya hemos entregado unos libros, que todo el mundo los conoce. Ya hemos empezado a interlocutar con el país. Hemos dicho «nosotros fuimos culpables de esto», hemos hablado de Bojayá, de muchos otros casos emblemáticos como El Nogal también. No pretendemos esquivar lo sucedido, estamos diciendo la verdad.

¿Qué manejo se debe tener sobre la información?

Hay que tener mucha prudencia, ahí está la versatilidad que pueda tener la Comisión de la Verdad, es la que va a definir cuando se entrega y cuando no. Esto tiene sus tiempos y la Comisión sabrá definirlos