Buscar

“No se está cumpliendo el espíritu del Acuerdo de Paz”

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares

A un poco más de dos años de haberse firmado el Acuerdo de Paz con la exguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -FARC, la implementación del mismo va a paso lento. Según el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidista -NIMD, hay una preocupación por la pérdida del “espíritu” del pacto debido a las nuevas políticas del actual gobierno del presidente Iván Duque.


El NIMD, organización internacional fundada en Holanda, comenzó su trabajo en Colombia en el 2010 de la mano del programa de la Organización de Naciones Unidas para el Desarrollo, con el fin de promover el mejoramiento de la democracia.


En América Latina se encuentran en Colombia y a partir del 2014 empezó un trabajo independiente enfocado en trabajar con aquellos que han estado separados del sistema político. En ese sentido, la organización holandesa fue llamada a participar como veedora del Acuerdo de Paz y quedó encargada de monitorear y verificar la implementación del punto dos (2) que corresponde a la participación política.


De acuerdo con Ángela Rodríguez, directora del NIMD, quien habló para el portal La Línea del Medio, el organismo trabaja con todas la orillas políticas, y en ese sentido, uno de sus objetivos es trabajar por la democracia de una manera en la que sociedad civil y políticos logran converger para trabajar por la paz de Colombia.


En ese sentido, la organización realizó recientemente el lanzamiento de su primer informe titulado “Profundizar la Democracia para Consolidar la Paz”, financiado por la Unión Europea, cuyo objeto de estudio fue el texto pactado en La Habana.


De acuerdo con el trabajo realizado por la organización holandesa, este se centra en las 94 tareas que componen el punto dos (2) del Acuerdo, “identificadas por el instituto Kroc, responsable de la elaboración metodológica y del soporte técnico de seguimiento, verificación y acompañamiento del Acuerdo Final de Paz”, puesto que, el gobierno y otros organismos llevan una cuenta distinta sobre lo que se ha implementado y lo que aún hace falta.


En un aparte de la investigación, el NIMD destacó el componente cualitativo del informe en el que profundizaron sobre el “espíritu del Acuerdo”, en el cual se analizaron cuatro conceptos: participación, pluralismo, inclusión y descentralización. Por lo cual, recalcó que implementar no es siempre sinónimo de avanzar.


Algunos cambios en el tema de participación política


“El punto dos (2) del Acuerdo de Paz es un claro ejemplo de ello: a pesar de los desarrollos que ha tenido durante los últimos cuatro meses, en muchos aspectos se percibe un estancamiento, e incluso un retroceso con respecto a lo que se alcanzó a hacer en el cuatrienio anterior y especialmente con relación al ‘espíritu del Acuerdo’, señaló el texto del NIMD.


Uno de los puntos que preocupan al organismo es el de la seguridad que actualmente tienen los movimientos sociales, líderes y lideresas o personas de la sociedad civil para participar en política. De acuerdo con la Fundación Paz y Reconciliación-Pares, hasta la fecha han sido asesinados más de 260 defensores y defensoras de derechos humanos y más 90 excombatientes.


En lo que va del gobierno actual hay una contradicción entre el discurso y los actos del gobierno. Según el NIMD, Duque se ha comprometido a implementar el Acuerdo, pero en la práctica ha sucedido todo lo contrario. Por eso, deduce el informe que hay una línea marcada en privilegiar lo policial y militar sobre otro tipo de medidas más asociadas al trabajo social y cultural con las comunidades afectadas por el conflicto armado.


Esto explica que “el punto dos (2) de participación política anda. Claro está que no anda al ritmo que quisiéramos, pero creo que esto es en general con todo el acuerdo, pero nuestra mayor preocupación y la conclusión a la que llega la investigación tiene que ver con cómo se están implementando”, aseguró Rodríguez.


“Lo que arroja la conclusión de la investigación es que se avanza en la implementación, pero no necesariamente se avanza siguiendo el espíritu del acuerdo”, agregó.


Otro de los problemas en la implementación del pacto que observó el NIMD es la aplicación del estatuto de la oposición, el cual inició con pie derecho, pero poco a poco ha sido minimizado debido a que varios parlamentarios no acatan la normativa.


Hubo otro episodio que marcó este punto del pacto de paz, y fue el fracaso del proyecto para crear las Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz. Estas habían sido planteadas en el Acuerdo para darle representación política parlamentaria a las regiones más afectadas por el conflicto armado a través de 16 curules en la Cámara de Representantes, sin embargo, fue archivado en el Congreso de la República en el 2018.


Asimismo, tampoco hay que olvidar los cambios que el actual gobierno realizó al denominado Plan de Acción Oportuna de Prevención y Protección (PAO), este también estaba encaminado a la protección de los líderes y lideresas sociales. Sin embargo, ahora está enfocado en la defensa, militarización y seguridad.