NHM: El exfiscal que atentó contra el proceso de paz

Por: Laura Cano. Periodista Pares.


Luego que el diario El Espectador publicara una investigación en la que se reveló que existían 24.000 audios en los que se hallaron serias inconsistencias en las pruebas que fueron presentadas para que el 09 de abril de 2018 Jesús Santrich fuera detenido por, presuntamente, tener luego de la firma del Acuerdo, negocios con el narcotráfico específicamente con el Cartel de Sinaloa.


Pues bien, luego de saliera a la luz esta grave denuncia, el pasado 10 de noviembre un grupo de congresistas citaron a un debate de control político por la relación que tuvo este hecho con el exfiscal Néstor Humberto Martínez. A este fue citado el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos; el ministro de Justicia, Wilson Ruíz, además el actual fiscal Francisco Barbosa y el presidente de la JEP, Eduardo Cifuentes.


¿Qué pasó en el debate?


Como un entrampamiento al Acuerdo de Paz, así fueron calificadas las acciones que habría cometido Néstor Humberto Martínez para actuar ilegalmente y en contra del Proceso de Paz y quienes hasta ese momento se habían acogido a éste. Este calificativo se dio en la Comisión Primera del Senado, donde este miércoles se realizó el nombrado debate de control político al que asistieron el exfiscal Martínez; el comisionado de Paz, Miguel Ceballos, y el ministro de Justicia, Wilson Ruiz.

Hay que señalar que este espacio fue convocado bajo la denuncia que el entonces fiscal Néstor Humberto Martínez sabía que la operación de narcotráfico contra Jesús Santrich fue un montaje de la DEA y del ente acusador al que él pertenecía.


Esta afirmación arrancó defendiéndola el senador Gustavo Petro, quien dentro sus argumentos incluyó que los narcotraficantes con los que se relacionaba a Santrich eran realmente agentes de la DEA que se hacían pasar como miembros del cartel de Sinaloa. A esto se sumó que el video en que aparece Santrich hablando con mexicanos y con Marlon Marín habría sido intervenido de tal forma que sirviera para mostrar mediáticamente culpando al exjefe guerrillero.


Esto último se hizo mediante un experto quien señaló cuáles eran los errores de continuidad del material audiovisual, además quien indicó que “es imposible que una cámara suba y baje captando los mismos fotogramas, el mismo encuadre, las mismas dimensiones”, a lo que se sumó lo dicho por Petro, quien durante el debate agregó que:


Fue un libreto para sembrar pruebas y meter gente de las Farc en un supuesto negocio de drogas en el que montaron una operación con droga de la Fiscalía o dinero de la DEA, que termina en la reunión, en una casa que el Gobierno le puso a Santrich, con cámaras del Gobierno, grabando permanentemente la reunión en donde se habla de unos proyectos productivos y traslapan por encima una charla con voces de agentes de la DEA, tan burdamente, que se descubre y esto es lo que le entrega el señor Néstor Humberto como prueba reina a la prensa. El señor Santrich fue solicitado en extradición con este tipo de maniobras, (y con esto) se rompió buena parte del proceso de paz”.

Asimismo, Gustavo Petro presentó pruebas que sustentan evidencia que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, solicitó a la Fiscalía autorización para que en una operación de entrega controlada fueran entregados hasta 10 kilos de cocaína, además del uso de un agente encubierto. Para esto también se solicitó que se asignara a la fiscal Bertha Cecilia Neira Díaz.



Por su parte, el senador Iván Cepeda recordó cómo el exfiscal permitió que agentes extranjeros realizaran operaciones de éste tipo, a pesar que esto está prohibido por nuestro ordenamiento jurídico. Añadió que “no es cierto que se haya tratado de una ‘operación autónoma o paralela’ de la DEA. Ya desde mediados de 2017, como lo reconoce Martínez Neira en su libro Las dos caras de la paz, hubo tres reuniones con autoridades judiciales estadounidenses”.


Cepeda aseveró lo anterior, pues parte de lo dicho por Néstor Humberto Martínez durante el debate fue que todo esto era un “sainete con un libreto mal elaborado”. Además, que él en su papel de fiscal había entregado a Juan Manuel Santos, presidente en el momento, sobre “algunas personas estarían inmersas en acciones de narcotráfico, porque nosotros estábamos cumpliendo el deber de investigar las conductas después del primero de diciembre del 2016. (…) hubo lealtad con la justicia, con el Acuerdo de Paz y, sobre todo, con el Estado de Derecho”.

ván Cepeda ha advertido que Martínez nunca informó al Presidente de la República –para ese entonces Juan Manuel Santos- sobre las operaciones en curso, incluso cuando éstas tenían importante relación con el Acuerdo de Paz, es decir, eran de interés nacional. “En cambio, optó por entregar la información a una agencia de inteligencia extranjera sin consultar al Presidente. Este era un asunto de seguridad nacional, pues afectaba directamente el proceso de paz. El fiscal Martínez decidió adelantarlo en secreto y a espaldas de quienes estaban en la Mesa de Conversaciones”, incluyó el senador Cepeda. Imagen: Pares.

Con todo esto Roy Barreras manifestó que “si cualquier colombiano es sujeto de un entrampamiento, o de una celada para acusarlo de delitos que no cometió, es muy grave. Pero más grave si en esos montajes participan los propios agentes del Estado, la Fiscalía y gravísimo si además, participan agentes extranjeros en la persecución a un ciudadano colombiano. Si esto ocurre frente a negociadores de un Acuerdo de Paz que puso fin a una guerra, el asunto se vuelve de interés nacional”.


Las respuestas de NHM


Aunque han sido múltiples las denuncias que desde hace varios años han salido contra el exfiscal, incluso hay que recordar que el año pasado fue denunciado que desde la Fiscalía (durante el periodo donde NHM fungía como fiscal general) se habrían realizado interceptaciones ilegales, que eran entregadas al exfiscal Martínez por intermedio del brigadier general (r) Luis Alberto Pérez Alvarán, director nacional del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI). Esto fue publicado por la periodista María Jimena Duzán, luego que los exfuncionarios de la Fiscalía: Luis Carlos Gómez Góngora y Fabio Augusto Martínez Lugo.se lo afirmaran.


Pues bien, con esto encima y con un sinnúmero de cuestionamientos, NHM lo que salió a afirmar durante el debate fue que: “El principal protagonistas de todo este enredo que no hubiéramos querido vivir en Colombia, el pariente del señor Márquez declara ante la justicia bajo la gravedad de juramento que la coca se la proveyó Santrich a través de alias John y ustedes quieren que diga que la coca era de la Fiscalía. Qué maravilla, resultaron defensores de oficio de un caso de tráfico internacional de drogas (…) Están inventando una trama en la defensa de los narcotraficantes, en ese concierto parque se ha organizado para la defensa de los narcotraficantes”.