top of page
  • Laura Natali Cano Murillo

Municipio de Argelia: uno de los escenarios más críticos del posconflicto

“La gente muchas veces prefiere hacer como si no estuviera pasando nada; siguen sus festividades, tratan de seguir con su vida adelante, pero el escenario de la guerra es terrible y hay mucho silencio impuesto. Todo es tan grave, que nadie dice nada»

Juan Manuel Torres, coordinador de la Oficina Pacífico de la Fundación Paz & Reconciliación

 

Por: Laura Cano Periodista – Pares


En Ituango (Antioquia), en Roberto Payán (Nariño) y en Argelia (Cauca) la situación de desplazamiento forzado, en lo corrido de 2021, ha sido crítica: las noticias sobre habitantes que deben salir de sus tierras han sido constantes. Esta semana, de nuevo, el epicentro de esta problemática social estuvo en Argelia, donde el día de hoy se registró el desplazamiento número 14.

Y es que solamente en lo que va del mes se han reportado dos hechos, pues hace tan solo dos semanas más de 80 familias campesinas de la zona rural de Argelia tuvieron que salir de sus hogares a raíz de los combates que sostienen los disidentes de la columna ‘Carlos Patiño’ de las FARC, el frente ‘José María Becerra’ del ELN y la ‘Segunda Marquetalia’. Las personas afectadas provenían de las veredas El Pinche, Buena Vista y Las Torres, así como del corregimiento de Santa Clara.


Ahora, en horas de la mañana de este 30 de septiembre, fue denunciado un nuevo desplazamiento en Argelia, específicamente en las comunidades de Los Picos, Picos Altos, Los Pinos, Higuerones, Tambo Largo, Mundo Nuevo, y del corregimiento de Pueblo Rico, con un número todavía indefinido de familias afectadas.


Tras lo sucedido, el alcalde de Argelia hizo un recuento sobre la situación que se agudiza en el municipio, puntualizando que algunos de los casos sucedidos en Argelia durante este año han sido los siguientes:

  • 27 de febrero: vereda Las Vegas. 244 personas de 106 familias resultaron afectadas.

  • 27 de marzo: veredas Desiderio Zapata, Tambo Largo y El Limoncito. 2.115 personas de 948 familias resultaron afectadas.

  • 17 de abril: vereda La Ceiba. 215 personas de 93 familias resultaron afectadas.

  • 04 de mayo: vereda Llano Alto. 142 personas de 61 familias resultaron afectadas.

  • 19 de mayo: vereda La Hacienda. 240 personas de 80 familias resultaron afectadas.

  • 01 de junio: vereda La Ceiba. 121 personas de 45 familias resultaron afectadas.

  • 22 de junio: población en proceso de reincorporación. 138 personas de 19 familias resultaron afectadas.

  • 29 de julio: vereda El Encanto. 573 personas de 250 familias resultaron afectadas.

  • 20 de agosto: veredas Miraflores y La Primavera. 122 personas de 50 familias resultaron afectadas.

  • 05 de septiembre: vereda La Ceiba. 203 personas de 95 familias resultaron afectadas.

Así las cosas, más de 4.000 personas de 1.747 familias han sido víctimas de desplazamiento forzado en lo que va del año. La situación es aún más crítica si se tiene en cuenta que en otros hechos, como en el caso del sucedido más recientemente, no se han logrado establecer el número de personas y familias afectadas.


Estas familias que se desplazaron a raíz de los constantes enfrentamientos entre disidencias de las FARC y ELN, el día de hoy han sido ubicadas en los albergues y en el coliseo de la cabecera municipal. Sin embargo, se han hecho llamados para que las instituciones con campo de acción en este tipo de hechos puedan brindar las garantías necesarias para estas personas.


Más puntualmente, los enfrentamientos que se reportan son entre disidentes de la columna ‘Carlos Patiño’ de las FARC, el frente ‘José María Becerra’ del ELN y la estructura ‘Diomer Cortés’ de la ‘Segunda Marquetalia’. Según se ha reportado, cerca a las viviendas ubicadas en las veredas afectadas han llegado los impactos de arma de fuego y artefactos explosivos, poniendo en riesgo la vida e integridad de las personas. Además, también se ha informado que los grupos armados dieron unas horas en la mañana para que las personas pudieran salir de la zona y resguardar su vida.


La situación de Argelia ha sido tan crítica que, en octubre de 2020, se emitió desde la Defensoría del Pueblo la alerta 047-20, en la que se llama la atención sobre la ola de violencia en el municipio. Situación similar a la de otros municipios del Cauca, donde hay intereses de los grupos armados por el control de las economías ilegales que se desarrollan en el territorio, como la producción asociada al narcotráfico y el tránsito de insumos de guerra utilizados por los grupos armados. Asimismo, la constitución geográfica y topográfica de estos municipios permite la configuración de diversas estrategias de movilidad y comercialización de sustancias relacionadas con la cadena del narcotráfico.


Respecto a esta realidad violenta que se vive en Argelia, Juan Manuel Torres, coordinador de la Oficina Pacífico de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), señala lo siguiente: “Argelia llegó casi a los 100 homicidios, en una zona donde hay alrededor de 30.000 habitantes, es decir la tasa es de casi 300 homicidios por cada 100.000 habitantes. Esto en hechos como homicidios selectivos, masacres, asesinatos a excombatientes, enfrentamientos y hechos relacionados”.


En relación con esto, vale la pena mencionar que, según el Sistema de Información de la Fundación Paz & Reconciliación (SIPARES), en lo que va del año, en Argelia se han cometido 10 asesinatos selectivos, en donde se han reportado acciones contra familiares de la Mesa de Víctimas del municipio, líderes campesinos, integrantes de organizaciones sociales, firmantes de paz y políticos (como fue el caso del concejal Fermiliano Meneses, ocurrido en el mes de enero).


Hay que señalar que según este mismo documento de la Defensoría, la región es disputada por la columna móvil Carlos Patiño de las disidencias de las Farc, y el frente José María Becerra del ELN, pero en los últimos meses también estarían haciendo presencia en el territorio integrantes de la Segunda Marquetalia a través de la estructura Diomer Cortés.


“La situación en Argelia se ha agravado en los últimos tres años, pero la incursión del frente ‘Carlos Patiño’, que hace parte del comando coordinador de occidente, alineado a las facciones disidentes de ‘Gentil Duarte’, es el que alteró totalmente la situación. A su llegada, empezó una disputa muy fuerte con el frente ‘José María Becerra’, que tenía un poder muy grande en la zona. Además, el frente ‘Carlos Patiño’ llegó a acosar a excombatientes para que se les unieran. Ha sido tanta la presión que se terminó configurando un tercer grupo, inicialmente lo llamaban ‘Los Pocillos’, por un comandante de las antiguas FARC. Este grupo ya se configuró como la ‘Segunda Marquetalia’. Esto ha sido un rifirrafe, en el último año y medio, que ha llevado a una situación constante de amenaza”, agregó Torres.


Por último, Torres concluye: “La gente que no se ha desplazado está casi que confinada en sus casas. Movilizarse en la zona no es fácil, sobre todo en El Plateado, donde se debe estar carnetizado y hay un riesgo constante de que seas asesinado porque un grupo piense que se es colaborador del otro grupo. Muchos jóvenes están desaparecidos, y se desconoce mucho lo que pasa en Argelia porque hay mucho silencio, y la Alcaldía está atrapada. Incluso el alcalde ha sido declarado objetivo militar. La situación de Argelia es más que dramática, y parte de esto tiene que ver con el actuar de la fuerza pública, que no es el adecuado, a veces parecen espectadores”.


Fuente: SIPARES.

bottom of page