Mockus se queda

Por: Esteban Salazar Giraldo, Investigador Democracia y gobernabilidad-Pares


En una puja, más política que judicial, se enfrentaron el partido Opción Ciudadana, representado por el cuestionado abogado José Manuel Abuchaibe Escobar, y el segundo senador más votado en las elecciones del 11 de marzo de 2018, Antanas Mockus. Este caso puso de nuevo al Consejo Nacional Electoral (CNE) en la palestra pública, teniendo en cuenta que la demanda presentada por el jurista Abuchaibe buscaba quitarle la curul al senador electo Mockus.

El magistrado encargado de presentar la ponencia en contra de Mockus fue Luis Bernardo Franco del Partido de la U. Dicha ponencia recibió duras críticas por parte de la ciudadanía, reconocidos juristas y hasta del procurador Fernando Carrillo, quien solicitó al CNE decretar pruebas adicionales que, según el ente de control, no se tuvieron en cuenta para la estructuración de la ponencia y que demostrarían que no existe inhabilidad alguna para que el congresista electo pueda ocupar su curul.

En medio de este pulso, la Fundación Paz y Reconciliación-Pares hizo un recuento sobre el abogado demandante, su cercana relación con el Clan de “La Gran Alianza” de La Guajira, conformado por los exgobernadores Jorge Eliecer Ballesteros Bernier, Francisco “Kiko” Gómez y Oneida Pinto, así como con el representante a la Cámara Antenor Durán Carrillo.

Conviene resaltar que, en 2014, Gómez fue destituido e inhabilitado por la Procuraduría, y en 2016 fue condenado por los homicidios de Yandra Brito, su esposo Henry Ustáriz y su escolta Wilfredo Fonseca. En 2016, sin haber terminado su primer año como gobernadora, fue anulada la elección de Oneida Pinto a la Gobernación por doble militancia. Y actualmente, es investigada por la Fiscalía por presuntas irregularidades en contratos durante su gestión como alcaldesa del municipio de Albania.

Sin duda, las relaciones laborales, familiares y de amistad no son motivaciones suficientes para señalar la probidad de una persona. No obstante, lo que sí resultó sospechoso es que los intereses políticos se vieran reflejados en las decisiones judiciales y legislativas. Dentro de los diferentes acercamientos del abogado Abucha