Moción de censura al ministro de Defensa Diego Molano

Por: Camilo Díaz Suárez, investigador nacional

Línea de Democracia y Gobernabilidad


El 26 de abril se realizó un debate de moción de censura en la Cámara de Representantes al que fue citado el ministro de Defensa, Diego Molano, por los hechos del operativo militar en Puerto Leguízamo, Putumayo, del pasado 28 de marzo.


En el debate, los citantes expusieron las irregularidades que rodearon el operativo, mientras que representantes de partidos afines al gobierno y a la gestión de Molano, lo defendieron. Esa fue la misma postura de Molano, quien defendió el operativo.


De todas formas, a la espera de la votación, la moción de censura parece que va a terminar con una votación favorable a Molano, debido a que la mayoría de representantes a la Cámara hacen parte de partidos afines a su gestión. Así, seguiría el mismo resultado de las otras dos mociones de censura que había enfrentado Molano, en las que tuvo una votación favorable a él.


La masacre de Puerto Leguízamo


El pasado 28 de marzo, en horas de la mañana, la división de asalto aéreo del Ejército de Colombia llevó a cabo una “operación” en la vereda de Alto Remanso, de Puerto Leguízamo, Putumayo, donde se realizaba un bazar para financiar proyectos comunitarios.


Según el Ejército, con la operación se buscaba capturar a uno de los líderes de la Segunda Marquetalia de las Farc. Sin embargo, el operativo terminó con la muerte de 11 personas, que, de acuerdo con la Organización Nacional de Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana (Opiac), "las personas muertas no eran guerrilleros".


Así, el Ejército llevó a cabo una masacre que trató de hacer pasar como bajas de disidentes de las Farc. Incluso, el mismo presidente de la República, Iván Duque, se refirió al operativo como un logro en la ofensiva contra las disidencias.



Sin embargo, de acuerdo a distintos relatos de sobrevivientes de la masacre, el Ejército atentó en contra de la comunidad. No era un campamento militar del grupo residual 48 de las Farc, sino de un espacio comunal con una gran edificación de dos pisos y un campo pelado que hacía las veces de cancha de fútbol. Pese a ello, el ministro de Defensa, Diego Molano, en todo momento ha sostenido que el operativo no se dio en un bazar ni fue en contra de la comunidad.



En todo caso, los sobrevivientes han relatado otros hechos distintos a las versiones oficiales emitidas por el gobierno. De acuerdo a uno de ellos, “30 hombres encapuchados, vestidos de negro, con brazaletes naranja, sin chalecos, con capuchas que cubrían sus rostros hasta la nariz, dispararon contra los civiles que se realizaban un campeonato de fútbol con la participación de hombres y mujeres”.


De igual forma, como recogió Cambio, el día de la masacre, miembros del Ejército llegaron a la vereda Alto Remanso, vestidos de negro, para simular pertenecer al Frente Carolina Ramírez, y se presentan como guerrilleros, para encerrar a siete personas en la cocina del espacio comunal.


Sobre las 6:45 a.m. empiezan a realizarse disparos, y caen muerto el presidente de la Junta de Acción Comunal, Divier Hernández Rojas, junto con su esposa Ana María Sarrias Barrera. Luego de un par de horas, sobre las 10:00 a.m., el miembros del Ejército que estaban de negro se cambian y se le ordena, con fusiles, a la comunidad a reunirse en la cancha de fútbol, dándoles la espalda a los muertos.


Ahí, la comunidad denunció que hubo una alteración de la escena, manipulando, entre otros, el cuerpo de Pablo Panduro Coquiche, gobernador del cabildo Bajo Remanso, colocándole un fusil al lado. Incluso, un forense consultado por El Espectador, indicó que “los hallazgos preliminares sobre las fotos de los cuerpos indican que existió manipulación y alteración del sitio con fines de escenificar es decir, se muestra algo que en realidad no ha ocurrido, para desviar la investigación de forma deliberada”.


Además, la comunidad también señaló que el video publicado por Molano, que se ve más arriba, sostienen que no es del caserío de El Remanso, y menos durante el evento comunitario. Incluso, sugieren que ese video sería de otro lugar.


El debate de moción de censura


La moción de censura es un instrumento de control político que posibilita el remover a ministros de su cargo por no cumplir o desestimar sus funciones. El artículo 135 de la Constitución Política faculta a la Cámara de Representantes a utilizar este instrumento. Esta debía ser propuesta por, al menos, la décima parte de los miembros que componen la respectiva Cámara y su aprobación requiere el voto afirmativo de la mitad más uno de sus integrantes.


La Proposición de moción de censura se dio el pasado 12 abril, citado por 36 representantes a la Cámara, por haber omitido diferentes funciones de su cargo en razón de la masacre de Puerto Leguízamo, a la vez que haber ignorado normas del Derecho Internacional Humanitario (DIH).



Fuente: Caracol Radio


Pese a ello, por la composición de la Cámara de Representantes, la moción de censura parece destinada a no progresar, debido a su mayoría de partidos tradicionales afines al gobierno y al ministro de Defensa.


En tanto que a favor de la moción de censura votarían los 10 parlamentarios de Alianza Verde, 4 de Comunes, 2 de Lista de la Decencia, 2 de MAIS, al menos 13 liberales, 2 del Partido de La U y 3 entre el Polo, Dignidad y Colombia Humana. Un total de 36 votos



Una de las revelaciones fue realizada por Katherine Miranda, quien señaló que Diego Molano omitió dos personas asesinadas en la masacre, que habían sido militares y que no fueron presentados por el ministro de Defensa.


De acuerdo con el informe de Misión Humanitaria a las veredas Alto Remanso y Bajo Remanso de Puerto Leguizamo, de la Defensoría del Pueblo, presentó dos muertos que no habían sido presentados por el Ejército, por lo que serían 13 los muertos y no 11. Estas dos personas, como se puede ver en el informe, son Daniel Eduardo Paredes Sanjuan y Lizandro Paredes Sanjuan.


A su vez, el operativo habría vulnerado los Convenios de Ginebra relativos a la protección de las víctimas de los conflictos de carácter no internacional. Los citantes del debate expusieron las irregularidades del operativo como haber violado el principio de distinción, el cual establece que “las partes en un conflicto armado deben distinguir en todo momento entre combatientes y objetivos militares, por un lado, y personas civiles y bienes de carácter civil, por el otro, y atacar sólo a los objetivos legítimos”.


De igual forma, hablaron víctimas del operativo, que expusieron los hechos ya relatados sobre la masacre.


Por su parte, representantes de partidos afines al Congreso defendieron la gestión de Molano y del operativo, aludiendo a que el bazar había sido uno “cocalero” y que el operativo siguió los lineamientos que debe seguir el Ejército.


De igual forma, como se esperaba, Diego Molano sostuvo que la vereda donde se llevó a acabo el operativo es un punto estratégico de disidencias de las Farc, a la vez que defendió el uso de la vestimenta de trajes negros por parte de integrantes del Ejército, junto con “supuestas” evidencias que los abatidos en el operativo hacían parte de las disidencias.


Con la intervención de Molano, terminó el debate y falta esperar la votación de la moción, para la cual los representantes tienen 10 días. Sin embargo, a priori las cuentas parecen ir hacia una votación negativa, ya que, como se mostró más arriba.


Este fue el tercer debate de moción de censura al que fue citado Diego Molano. En el 2021 enfrentó otros dos, por los presuntos excesos de la fuerza pública durante las jornadas de manifestaciones en abril del año pasado, que terminaron con una votación favorable a Molano.