top of page

Michelle Obama, la única opción para frenar el ascenso de Trump

Por: Redacción Pares


Foto tomada de: Fox 5 Atlanta


El debate presidencial de la semana pasada ahondó aún más la diferencia en las encuestas que hay entre el candidato republicano Donald Trump y el actual presidente de los Estados Unidos, Joe Biden. Errático, apocado, sin energía, Biden fue aplastado por las fake news, los datos deliberadamente errados que lanzaba Trump. Después del debate presidencial uno de cada tres estadounidenses cree que Biden debería dar un paso al costado. A los 81 años no parece que la salud, la vitalidad que se necesita para dirigir un país con esas complejidades. Entre los posibles sustitutos a candidato dentro del partido demócrata la única que parece frenar a Trump es Michelle Obama.


La ex primera dama superaría, en un enfrentamiento hipotético, por 12 puntos al magnate. Las encuestas le dan una favorabilidad del 50% contra el 39% de su oponente. Ella hizo historia en el 2008 junto a su esposo, Barack, al ser la primera pareja afroamericana en ocupar la Casa Blanca. Se ha convertido en los últimos años, y gracias a sus libros, en una de las figuras con mayor peso dentro del feminismo mundial. Cuando finalizó su gestión como primera dama en el 2016 tenía una favorabilidad del 64%. Desde ese momento ha estado en el sonajero de probables candidatas a la presidencia. A sus 60 años parece que el camino le quedaría despejado si Biden decide retirarse de la contienda, algo que parecía improbable hace una semana pero que cada vez es una posibilidad más factible debido a las demoledoras críticas que ha tenido su participación en el debate presidencial.


En el 2009 un estudio de su árbol genealógico hecho por el New York Times, concluyó que era descendiente de una esclava nacida en Carolina del Norte de nombre Melvinia. Mientras fue estudiante de la Universidad de Princeton sufrió de discriminación por racismo. En su introducción a su tesis de licenciatura escribió lo siguiente: "No importa cuán liberales y abiertos sean mis profesores y compañeros blancos en su trato conmigo, a veces me siento como una visitante en el campus". A pesar de esto se graduó cum laude en Sociología.

Al principio, cuando su esposo mostró sus intenciones de lanzarse a la presidencia de los Estados Unidos, ella se opuso. Sus razones fueron las experiencias que sufrieron junto con su familia mientras Barack Obama fue senador del estado de Illinois. Sus viajes constantes a Washington fueron una verdadera tortura para la familia.


Los problemas de Biden con sus bases demócratas se evidenciaron en enero del 2024 cuando el 49% de sus votantes opinaron que no era aconsejable volverse a presentar a una elección presidencial. Aunque el presidente ha prometido seguir en carrera los números no lo acompañan, ni a él ni a su vice, Kamala Harris, quien sería superada, según encuestas, en un duelo contra Trump. Las próximas semanas serán vitales para establecer si, al final, Biden reconoce sus debilidades y si la propia Michelle Obama está dispuesta a sacrificarlo todo por su partido. Las elecciones serán el 5 de noviembre del 2024.

Comentários


bottom of page