• Sergio Saavedra

Masacre en Popayán: el doloroso retrato del abandono

Por: Sergio Saavedra. Periodista Pares.


De Daniel Mauricio Fuly, Jhoan Moreno Chimunja y Deiby Zuñiga, víctimas de la masacre de este 17 de enero en la Comuna 6 del barrio El Recuerdo Sur en Popayán, ya existen múltiples versiones por parte de las autoridades y la prensa; una suerte de indolente juego que pretende establecer en qué andaban en el polideportivo en donde fueron asesinados, qué antecedentes tenían. Sin embargo, lo cierto es que a tres (3) jóvenes les quitaron la vida, en lo que se configura como la cuarta masacre en las escasas semanas de este 2021.


***


La violencia en Colombia no distingue cambio de calendarios, la masacres en Colombia no dan tregua. La más reciente se registró en Popayán, capital del departamento del Cauca. De acuerdo con información a la que tuvo acceso Pares, la masacre se perpetró en el barrio El Recuerdo Sur.


Tres (3) fueron los jóvenes asesinados quienes se encontraban en el polideportivo cuando les dispararon de manera indiscriminada. Cabe señalar, que los hechos ocurrieron en horas de la noche de este domingo 17 de enero, mientras estaba decretado un toque de queda por cuenta de las medidas tomadas a causa del Covid19.


Según Ricardo Augusto Londoño, brigadier general, el hecho habría ocurrido cerca de las 8:40 p.m. de este domingo 17 de enero de 2021. Además, Londoño señala que una de las víctimas murió al instante mientras que las otras dos habrían llegado hasta un centro hospitalario en donde fallecieron producto de la gravedad de las heridas. La Policía, hasta el momento, maneja hipótesis como que es los hechos hayan ocurrido en razón a ‘ajustes de cuentas’. Sin embargo, el CTI de la Fiscalía no ha presentado versiones sólidas al respecto.


A pesar de que Juan Carlos López, el alcalde de Popayán, dijera que en los micrófonos de RCN Radio que “En todas las ciudades existen esas líneas invisibles, controles territoriales, en todas las ciudades hay control del microtráfico y Popayán no es la excepción. Ese es uno de los flagelos de los que combatimos para salvar a nuestros jóvenes”. La Policía Metropolitana de Popayán ya descartó que la masacre tuviese relación con temas de narcotráfico.


Una violencia estructural


Para Juan Manuel Torres Erazo, coordinador de la Oficina de Pares Pacífico, es importante comenzar el análisis de lo ocurrido a través de una aproximación geográfica de lo que significa el barrio en donde fue perpetrada la masacre. De esta forma, “hay que comenzar con una paradoja sobre el nombre del barrio El Recuerdo Sur. En una búsqueda en google sale es un barrio de clase media alta en el centro norte de la ciudad.”


Con ello Juan Manuel precisa que “Popayán ha vivido un proceso de urbanización, prácticamente, orgánica y desorganizada en muchas zonas de la ciudad; tanto en La Ladera y La Variante.” Según el investigador de Pares, este proceso ha desatado una serie de conflictos en zonas que denominan “de desarrollo incompleto o invasiones; por cuenta del problema urbano que ha significado la expansión de Popayán”.


El Recuerdo Sur: un rezago de los desplazamientos en las ciudades


De tal suerte, según Juan Manuel “El Recuerdo Sur es un barrio que, se podría decir, casi la gente no sabe dónde esta. Porque es un barrio ‘relativamente’ nuevo. Situación que tiene que ver con que en los último diez años la expansión de la ciudad ha sido impresionante.” Para el investigador de Pares, esta situación tiene que ver, en gran medida, por la situación de desplazamiento forzado que ha tenido el departamento del Cauca.


Sobre todo, insiste Juan Manuel, en municipios como el Tambo, Argelia. En esa nueva ola de desplazamientos o de migraciones económicas que se dieron hacia la ciudad, sumadas a los desplazamientos forzados producto de la violencia que ha azotado a las comunidades del Cauca. Asimismo, el investigador precisa que Popayán ha sido un eje para las poblaciones en sus éxodos.


“También por las rentas de la coca hay un campesino clase media, si se puede decir, o de sectores populares que han empezado a establecerse en la ciudad de Popayán. Todas estas personas que por la violencia o por diversas circunstancias, en este proceso de urbanización desorganizado de Popayán, han llegado a ciertos sectores que son cercanos a barrios populares que han tenido fenómenos de violencia urbana; terminan inmersos en ellos. Son poblaciones que han carecido de oportunidades”, señala Juan Manuel.


En este sentido, según el investigador, El Recuerdo Sur —lugar de la reciente masacre— es un barrio que se conformó en ese proceso. “Instaurándose así en los límites del sector Sur-Centro de la ciudad; una zona que denominan de ‘invasión o de desarrollo urbano incompleto” con comunidades del sur. Principalmente provenientes de Argelia, Balboa, Bolívar y La Vega.


Finalmente, para Juan Manuel “más allá de las explicaciones que tiene autoridades, la pregunta es, ¿Cómo ocurre en estos momentos, en pleno toque de queda? Es un 2021 que no para. Aunque aperientemente es un fenómeno urbano; eso no quita que también esté ligado a estas causas estructurales de la pobreza, de los cinturones de miseria, de los desplazamientos por la violencia.”


Estas ciudades no logran integrar a estas comunidades a las dinámicas de progreso, bienestar y, por el contrario, los termina excluyendo; formando zonas de segregación socio residencial”, señala el investigador. Juan Manuel hace un llamado por la situación del Cauca puesto que, en cuestión de días, el 15 de enero asesinaron a Fermiliano Meneses concejal del municipio de Argelia-Cauca y el 17 se perpetra esta masacre. De tal forma, Cauca no solo enfrenta una grave crisis de Derecho Humanos, sumada a la crisis económica y de salud que, por ejemplo, tiene al departamento con un 94 % de ocupación de camas UCI.


 

«La presente publicación ha sido elaborada con el apoyo financiero del Fondo Europeo para la Paz. Su contenido es responsabilidad exclusiva de Tejidos y no necesariamente refleja los puntos de vista de la Unión Europea.»