Mario Castaño aceptó delitos por corrupción ante la Corte Suprema de Justicia

Por: Katerin Erazo, Periodista

Imagen tomada por El Colombiano

El exsenador Mario Castaño aceptó este 21 de septiembre ante la Corte Suprema de Justicia los 19 delitos de los que se le acusaba, entre ellos, ser el líder de una red de corrupción que robó millonarios recursos al patrimonio público, también concierto para delinquir agravado, interés indebido en celebración de contratos, peculado por apropiación, estafa agravada y concusión.



Castaño admitió liderar "una estructura criminal que, en complicidad con un grupo de alcaldes, funcionarios y particulares cómplices, se apropió de multimillonarios recursos de la administración pública provenientes del patrimonio del Estado".


La red de corrupción a la que pertenecía y lideraba tenía presencia en los departamentos de Tolima, Risaralda, Caldas, Valle del Cauca y Chocó, información que afirmó la investigación de la fiscalía colombiana.


Castaño había sido capturado el 7 de junio de este año por agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), luego de haber sido citado por la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia para un indagatorio. Cabe resaltar que Castaño fue reelegido como senador para el periodo 2022-2026 con 68.351 votos.



Tras su aceptación de cargos, la sala de Instrucción remitirá el expediente a la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte, donde se dictará su condena. Es posible que Castaño pueda recibir una rebaja de pena que fijaría su condena aproximadamente a unos 15 años de prisión, debido a los beneficios que se contemplan en el artículo 40 de la Ley 600 de 2000, que contempla dosificar la pena en una tercera parte.

Comunicado de la Corte Suprema de Justicia

Daniela Garzón, investigadora nacional de la Línea Democracia y Gobernabilidad de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares), mencionó que Castaño es una persona asociada a la Licorera de Caldas, donde empezó su carrera, el cual ha sido un senador que ha consolidado su poder no solo en Risaralda, sino también hacia afuera. Por esta razón, hoy están investigando varias de sus conexiones con alcaldes y gobernadores de otras ciudades.


Nova Lorena Cañón, su asesora en el Congreso, fue una de las vinculadas que el Alto Tribunal recibió antes de las elecciones legislativas. Cañón fue una de las encargadas de dirigir los contratos a través de sus contactos en los ministerios, incluso, en algunas de sus conversaciones, buscó la influencia de la mamá del expresidente Iván Duque, Juliana Márquez.

Además, en su hoja de colaboración, revelada porSEMANA, Nova Cañón habría asegurado que Mario Castaño ha tenido una activa participación en todos los actos de corrupción: “ofreció porcentajes del valor total de los contratos que se lograran adjudicar o los recursos que se logren gestionar para proyectos como Sacúdete al Parque del Ministerio del Interior, proyectos de ambulancias y proyectos y/o convenios con el Ministerio de Cultura, para la Escuela Taller de Caldas”.


Para el año 2013, Mario Castaño afrontó su primer lío judicial por enriquecimiento ilícito. Sin embargo, esta investigación fue archivada y no se conocieron más detalles. Para el siguiente año (2014) llegó al Congreso como representante a la Cámara, sacando 26.060 votos, contando con el aval del Partido Liberal, y para el año 2018 dio un salto al Senado con 73.079 votos.

En 2019 la Corte Suprema de Justicia comenzó a investigarlo por presunta compra de votos, tras conocer las declaraciones en ese mismo año de José Máximo Salas Trujillo,quien fue acusado por el delito de corrupción al sufragante y reconoció ser cómplice de Castaño.


Por todos estos antecedentes de Mario Castaño y su actual proceso, Daniela Garzón de Pares expresó su preocupación frente a la corrupción en el Estado debido a los integrantes que lo están conformando, “preocupa que es un senador elegido y no logró posesionarse precisamente porque ya estaba en prisión preventiva mientras se desarrollaba el caso (...) es una demostración de que en Colombia sigue habiendo muchos políticos que tienen redes amplias de corrupción que se meten en toda suerte de contratos y negociaciones”.


Desde la Fundación Paz & Reconciliación (Pares) siempre se han denunciado estos casos y se ha hecho un llamado a que los partidos políticos se responsabilicen y haya sanciones para ellos.

Garzón añadió tres puntos importantes para una posible disminución de corrupción en estos partidos, el primero es que a pesar de que no se puedan negar los derechos políticos de las personas, es importante que los partidos se tomen enserio su labor de examen de hoja de vida de las personas que avalan, porque en este caso por ejemplo, el Partido Liberal decidió mantener el aval de Mario Castaño; segundo, que se aumenten los controles frente a las actuaciones de los senadores; y tercero, que se tenga más claridad sobre los movimientos de gestión de proyectos y recursos de los senadores.


Se esperará el siguiente paso por parte de la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte para saber la sentencia correspondiente para Mario Castaño.