Los grupos armados también fueron protagonistas en las elecciones

Por: Línea de Paz, Posconflicto y Derechos Humanos


Las elecciones legislativas al Congreso de la República del pasado 13 de marzo llenaron la agenda de los medios de comunicación nacional por la importancia de las mismas ad portas del cierre de gobierno de Iván Duque. Sin embargo, en el marco del ejercicio democrático, no se detuvieron las acciones de los grupos armados en diferentes zonas del país.

Si bien se conoció que el Comando Coordinador de Occidente (CCO) y el ELN emitieron comunicados días previos a las elecciones donde afirmaban no pretender involucrarse en el ejercicio electoral, esto no significó que estuvieran alejados de las confrontaciones armadas en las zonas del país donde hacen presencia. A continuación se hace un recuento de algunos hechos de violencia que protagonizaron estos actores armados días antes y durante las elecciones del pasado domingo.

Cauca

Entre el 6 y 13 de marzo se presentaron 9 hechos en el departamento del Cauca, entre los cuales se destacan la reactivación de los combates entre grupos armados en el municipio de Argelia, al sur del departamento, los casos de reclutamiento forzado de menores y el asesinato de lideres sociales.  

El primero de estos hechos se presentó el 7 de marzo, con la aparición, a través de medios electrónicos y de manera panfletaria, de una amenaza por parte de las Águilas Negras Bloque Suroccidental dirigida a varios lideres y lideresas del norte del cauca, así como también a ONG’S que, actualmente, desempeñan labores en la subregión.



Este tipo de panfletos han sido recurrentes. En estos se señala a ciertos lideres y lideresas de estar aliados con el Estado o con Grupos Armados PosFarc (GAPF o disidencias) para autoamenazarse, deslegitimando y desvirtuando su lucha comunitaria y política. Al día siguiente, se supo de la afectación que sufrió un campesino en El Tambo, debido a una mina antipersona mientras se encontraba realizando sus labores. Cabe destacar que en ese municipio se encuentran tanto el GAPF frente Carlos Patiño como el Frente José María Becerra del ELN. Este mismo tipo de hecho se repetiría el 9 de marzo en el municipio de Argelia, esta vez resultando heridos 4 militares.

El 9 de marzo en el Resguardo de Huellas del municipio de Caloto, se reportó el reclutamiento forzado de 4 menores de edad que fueron retenidos mientras se dirigían y estaban en el colegio. El GAPF Columna Móvil Dagoberto Ramos Ortiz del CCO seria el responsable de este hecho. De los 4 menores 2 alcanzaron, al parecer, a ser transportados hasta el municipio de Argelia para apoyar al Frente Carlos Patiño en la guerra que libra actualmente contra el ELN, la Segunda Marquetalia y la fuerza pública (ACIN, 2022). Este tipo de práctica ha sido recurrente en los últimos años, en la cual se busca reclutar forzosamente a personas en el norte del Cauca para llevarlas al sur de ese departamento en donde actualmente se concentra el conflicto.


Dicho hecho de reclutamiento contrastó con la desmovilización el mismo día, de 10 miembros del ELN y 3 de las disidencias de las Farc, (2 de ellos pertenecientes al Frente Carlos Patiño y 1 de la Columna Móvil Jaime Martínez).

Posteriormente, el 11 de marzo, se presentó el asesinato del ex alcalde del municipio de López de Micay, Federico Torres Perlaza, quien se encontraba apoyando campañas electorales. A este hecho se sumó la aparición, en el casco urbano de Popayán, de un pendón alusivo al Frente Carlos Patiño del CCO, suceso que generó temor entre la población de la capital del Cauca, ya que es un claro aviso sobre la presencia de esta Estructura Armada Ilegal allí.  

Finalmente, durante la jornada electoral del 13 de marzo, se presentaron dos hechos en el norte del Cauca. El primero ocurrió en el municipio de Santander de Quilichao, en la vía que conduce al municipio de Jamundí (Valle del Cauca) en donde fue hallada una motocicleta con explosivos, la cual sería utilizada para realizar un atentado. El otro hecho se presentó en horas de la tarde, en los límites entre el municipio de Santander de Quilichao y Caldono, en donde se presentaron combates entre el ejército y la Columna Móvil Dagoberto Ramos Ortiz del CCO.

Norte de Santander

Por su parte, en el otro extremo del país, en el área metropolitana de Cúcuta, también se presentaron hechos de violencia que involucraron a los grupos armados que hacen presencia.

El pasado 10 de marzo, varios integrantes del Clan del Golfo se movilizaron en seis motocicletas hasta el sector conocido como La Estrella (ubicado en el lado venezolano que colinda con el Corregimiento de Banco de Arena de la zona rural de Cúcuta) y sostuvieron enfrentamientos con el ELN. En su huida, dichos integrantes del Clan dispararon indiscriminadamente contra la población civil, y asesinaron a dos agricultores del Corregimiento Banco de Arena. En el mismo lugar, también resultó herido el ex presidente de la junta de acción veredal de la vereda El Infierno.

De manera casi que simultánea, tropas del Ejército junto a la Policía Nacional, se encontraron con los victimarios manteniendo un combate por varios minutos. En esa acción, la fuerza pública dio de baja a cuatro integrantes, y capturó a otro. Además, incautaron cuatro fusiles, una pistola, munición, y radios. PARES pudo confirmar con una fuente en el territorio que, el sitio donde se presentaron los enfrentamientos es habitado por trabajadores informales que comercian con contrabando y que producto de los enfrentamientos que se están presentando en la zona, tienen “parada” la ruta que pasa por allí.


Los hechos ocurridos tanto en el Cauca como en Norte de Santander muestran que a pesar del contexto de elecciones legislativas y las aparentes “medidas” para que los grupos armados no realizaran ningún tipo de acción, los mismos se mantienen operantes sin tener ningún tipo de distinción por el momento coyuntural democrático. Con base en esto se puede prever que los grupos armados continuarán siendo protagonistas de hechos de violencia mientras se resuelve, a mediados de año, la carrera por la presidencia de Colombia.

Referencias:

ACIN. (9 de marzo de 2022). Alerta máxima por reclutamiento en el norte del Cauca. Boletín de Derechos Humanos.