«Los expresidentes tenemos un deber ético con la verdad»

Por: Redacción Pares


Este miércoles, el expresidente Ernesto Samper Pizano (1994-1998) habló ante la Comisión de la Verdad sobre el problema de las drogas en el marco del conflicto armado interno colombiano, los militares y dinámicas de la guerra en el período 1994-1998 y la expansión de los actores del conflicto armado en ese periodo de tiempo. “Vengo dispuesto a contribuir al esclarecimiento de los hechos de guerra acontecidos durante mi gobierno”, señaló el exmandatario en el primero de los Espacios de Contribución a la Verdad en los que la Comisión de la Verdad entrevista a personas, que de manera voluntaria, desean contribuir al proceso de esclarecimiento de la verdad.


Según el exmandatario, hay una relación directa entre la política y la prohibición de las drogas como un elemento que conforma este problema en el marco del conflicto armado interno. “Se habla de raíces históricas del conflicto, raíces sociales, pero me parece que falta una tercera que es la influencia de la política internacional en el conflicto colombiano en los últimos 30 años”, señaló Samper en este primer Espacio de Contribución a la Verdad.


Sobre la política de fumigaciones durante su gobierno, el expresidente Samper declaró que fue un error, ya que causó un grave daño ambiental y que por cada hectárea de coca que se asperjaba se destruían dos y media de bosques “Consideramos que la fumigación podía hacer parte de una política de interdicción. Hoy estoy arrepentido de pensar así”, a lo que también indicó que «El principal problema de la fumigación aérea es la resiembra, el 90% de lo que se fumiga se resiembra. Mientras que los que se sustituye socialmente no lo hace en una gran proporción”.