Los desaires de los proyectos anticorrupción

Por: Esteban Salazar, investigador de la Línea Democracia y Gobernabilidad


Pasado un mes de la votación de la Consulta Anticorrupción, empezaron las votaciones en las comisiones primera, tercera y cuarta del Congreso de la República sobre los proyectos de ley y actos legislativos derivados del paquete anticorrupción acordado por diversos partidos y el Gobierno nacional. La Veeduría del Mandato a la Consulta Anticorrupción, conformada por diversas organizaciones, está alerta sobre el trámite legislativo de dichos proyectos, sobre los cuales ya se han identificado riesgos para el cumplimiento entre lo acordado y lo que se está aprobando.

El día 25 de septiembre empezaron los problemas cuando, a última hora, se cambió el orden del día para el debate de los proyectos ley en la Comisión primera de Cámara de Representantes. Esto afectó dos de los proyectos de ley anticorrupción que se discutieron el 26 de septiembre, pues en la nueva hora propuesta para el debate (9:00 a.m.), difícilmente se cumpliría el quórum.

Sumado a lo anterior, el primer debate del Proyecto de Acto Legislativo No. 074, “por medio del cual se limitan los periodos de los miembros de los cuerpos colegiados de elección directa”, comenzó con la proposición de aplazamiento por parte del representante David Ernesto Pulido Novoa, de Cambio Radical, la cual fue rechazada con 21 votos en contra y 7 votos a favor.

Acto seguido, se presentaron tres ponencias: una para debate y dos para solicitudes de archivo. Con relación al debate, el tema se centró en la discusión de si limitar la participación de los miembros a las corporaciones públicas podría tener un efecto real en la disminución de la corrupción. Por su parte, las ponencias de archivo, que fueron presentadas por los representantes German Navas Talero (Polo) y Jorge Eliecer Tamayo (La U) se basaron en argumentar que el proyecto no logra que una corporación se renueve y que, además, limita la voluntad del elector primario. Esta última, fue rechazada con 27 votos en contra y 8 a favor, para un total de 35 votos. Los votos a favor para archivar el proyecto de acto legislativo fueron:

Posteriormente, se puso a consideración de la Comisión el articulado, el cual se votó con las proposiciones radicadas. Fue en este punto donde el partido Liberal incluyó un “mico” mediante el cual se rompió con el espíritu del proyecto de acto legislativo.

El artículo 1 proponía que miembros de cuerpos colegiados de elección directa (Congreso, Asambleas, Concejos y Juntas Administradoras Locales) no podrían ser elegidos por más de tres periodos, consecutivos o no consecutivos, en la misma corporación. Sin embargo, en la proposición de los liberales, junto con el aval del viceministro del interior Juan Manuel Daza, se modificó este inciso, al igual que el primer inciso del artículo 2, para que no pudieran ser elegidos por 3 periodos consecutivos solamente. Esto significa que, dado el caso que una persona cumpla 3 periodos en una misma corporación, puede descansar un periodo y volver a aspirar a la misma corporación por otros 3 periodos consecutivos más.

El presidente de la Comisión puso a votación la proposición aditiva, la cual fue aprobada con 19 votos a favor y 12 en contra. Dentro de los que aprobaron el “mico”, están voceros del Acuerdo para aprobar el paquete anticorrupción: Harry González, Alfredo Deluque y los miembros del Centro Democrático. Los que cotaron a favor del cambio fueron:

Los representantes que votaron «sí» al proyecto original, sin «mico», fueron:

Finalmente, estos fueron los congresistas que votaron no definitivo al proyecto de acto legislativo:

Por otro lado, se puso en consideración la proposición aditiva de Jorge Méndez (Cambio Radical) de añadir otro artículo donde se propone exceptuar los cargos administrativos de esta limitación, el cual fue rechazado con una votación de 31 votos, 3 a favor y 28 en contra.

Finalmente, se dispuso a votación la aprobación del informe de ponencia (con “mico” y todo), fue aprobado con 27 votos a favor y 7 en contra. Así concluyó el primero de ocho debates el proyecto que limita los periodos de los cuerpos colegiados. Queda pendiente fecha para el segundo debate con los mismos ponentes.