Los contratos de Aerocivil y el piloto del cartel de Sinaloa

Por: Laura Cano. Periodista Pares.

Hace algunos meses, desde La Nueva Prensa, se denunciaron presuntos nexos y compra de votos para la elección del ahora presidente Iván Duque por parte de José Hernández, conocido como el Ñeñe Hernández, quien además fue jefe político de la banda criminal de alias “Marquitos Figueroa’.

Ahora, y siguiendo esta serie de cuestionamientos al Gobierno Nacional, se conoció que desde el Departamento Administrativo de Aeronáutica Civil de Colombia había dos contratos que además de haberse firmado de forma irregular también se habían realizado con Llanera de Aviación, la misma gente empresa con la que volaba Samuel David Niño Cataño, extinto piloto colombiano del cartel de Sinaloa.


Pero, además de lo anterior, otro de los hallazgos del medio fue que dicho piloto, además de sus nexos con el narcotráfico, también era cercano a Álvaro Uribe Vélez y a su vez colaboró en la campaña de este último en 2018 para su elección como senador, así como a la campaña para la presidencia de Iván Duque. Afirma el medio que «Niño Cataño aportó 20 millones de pesos colombianos a la campaña para el senado de Uribe y así consta en la contabilidad oficial».


¿Quién era Niño Cataño?