top of page
  • Redacción Pares

Los altibajos de la campaña electoral en Bogotá

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares


Este domingo 27 de octubre se define quién ocupará el segundo cargo más importante del país, y quien reemplazará a Enrique Peñalosa. Sin embargo, todas las campañas han tenido altibajos debido a polémicas, cuestionamientos o errores de los candidatos en medio de la contienda electoral.

Así las cosas, ninguno se ha quedado atrás. El primero en ser señalado en la opinión pública fue Hollman Morris, de la Colombia Humana- UP, debido a la denuncia que hizo, en enero, su esposa por presunta violación intrafamiliar. El pronunciamiento de Patricia Casas, le quitó inmediatamente la posibilidad de llegar a la Alcaldía. Morris no volvió a crecer en las encuestas y desde entonces se ha mantenido en el último lugar.


Por otra parte, Miguel Uribe Turbay empezó su campaña electoral por firmas con el movimiento Avancemos, lo cual le sirvió para promover que era un candidato “independiente”. Al principio parecía un candidato con alta posibilidad de llegar al Palacio Liévano, pero tan pronto hizo alianzas con el Partido Liberal y el Centro Democrático se estancó poco a poco en las encuestas.

Así las cosas, los más opcionados y sonados para estas elecciones y que en los últimos meses han punteado en los resultados de las consultoras son Carlos Fernando Galán y Claudia López Hernández.


El primero estuvo en medio de la polémica sobre su relación con la Corporación Escuela Galán que es dirigida por su tía, Maruja Pachón, y a quien le fue adjudicado un contrato millonario con Transmilenio por parte de la actual administración de Bogotá, con el cual contrataron a cientos de personas para hacer proselitismo en favor de Galán. En últimas, el candidato no dio ninguna respuesta, ni explicó lo sucedido. Solamente publicó un video desmintiendo y sin pruebas.


La segunda, empezó punteando en todas las encuestadoras. A principio de año no bajaba del 30% como la candidata con la intención de voto más alta. Sin embargo, con los meses eso fue cambiando con la propuesta de Galán, de presentarse como un candidato totalmente “independiente”.

Pero un error que cometió le quitó el primer lugar a López. En el show de José Gabriel Ortíz le preguntaron sobre el costo de un pasaje de Transmilenio a lo cual ella respondió 3.400. Quizás ha sido uno de los momentos donde más ha recibido críticas, y después septiembre empezó a perder la tendencia de crecimiento en las encuestas.


Tres puntos para entender las movida políticas


Ante el panorama, la Fundación Paz & Reconciliación-Pares habló con Armando Novoa, exmagistrado del Consejo Nacional Electoral (CNE), quien expresó tres puntos para entender cómo está la democracia electoral, tomando como ejemplo el caso de la capital.


“En primer lugar, una lluvia de encuestas que, en lugar de clarificar hacen lo contario. Las tendencias de opinión, al parecer algunas de ellas están orientadas a generar una situación de desinformación, con la tendencia de alimentar el voto útil y al ganador de algunas de estas encuestas”, apuntó Novoa.


De acuerdo con el exmagistrado, un segundo punto sería la falta de imparcialidad de la administración pública. “A mí no deja de sorprenderme, por una parte, los ríos de dinero que circulan a través de algunos concejales en las campañas y la práctica de hacer contratación de personal en forma masiva para aplicar recursos de la administración local en pocos meses”, agregó.

Y recordó el caso conocido y denunciado por el economista José Roberto Acosta y el subdirector de Pares, Ariel Ávila sobre el contrato de la Corporación Luis Carlos Galán, dependiente de los recursos públicos.


Para Novoa ese episodio no quedó suficientemente claro y esa falta de claridad podría estar indicando que la administración tiene candidatos que está patrocinando con los recursos de los ciudadanos en la ciudad capital.


Por último, también denunció unos poderes ocultos de grandes grupos económicos que no se dejan notar pero que sin duda tienen el interés de incidir de manera muy directa. En consecuencia, afectan la expresión libre del voto por parte de los ciudadanos, de tal manera que son situaciones muy preocupantes en la capital.


Iniciativas de pedagogía en la calle


La Fundación Pares también dialogó con Alejandro Lanz, director ejecutivo de Temblores ONG, organización de Derechos Humanos, sobre el ejercicio de pedagogía que pusieron en marcha cinco (5) meses atrás con el fin de informar a los ciudadanos y ciudadanas de la capital y, asimismo, incentivarlas a que salgan a votar el próximo domingo.


El ejercicio electoral, que a lo último reunió a más organizaciones, tuvo varios componentes en el marco de la propuesta “Buseta Electoral”. El primero tuvo una fase previa de hacer pedagogía electoral, inscripción de cédulas y movilizar todas las fechas de la Registraduría Nacional de una manera accesible para las personas.


En esa etapa, la ONG invitó de forma pública a los bogotanos y bogotanas a que inscribieran su cédula en el lugar más cercano a su puesto de votación y todo fue una campaña mediática y en redes.

Se trató del trabajo directo con los usuarios del transporte público. Por consiguiente, participaron más de 2.068 personas en el ejercicio sobre simulación de un día de elecciones. Utilizaron urnas simbólicas, es decir, cajas fabricadas por ellos mismos con el logo de “Buseta Electoral”, también elaboraron unos tarjetones simbólicos que además de tener la cara de cada candidato, tenía tres preguntas.


“Nosotros nos subíamos al bus, contábamos todo y la gente participaba, se le entregaba el tarjetón, la gente votaba y lo depositaba en la urna. Era un ejercicio de simbolismo de participar directamente en el ejercicio de depositar el voto en una urna y emocionar a la gente a partir de esto”, expresó a Pares.


Después de hacer el ejercicio, llegaban a la oficina y contaban los votos que posteriormente eran publicados en la página web para ver cómo había fluctuado el voto día a día, pero no era una encuesta.


El segundo componente era politizar espacios que no eran politizados, espacios que usualmente son de tránsito y llevar esas discusiones al espacio público. Llevar esas discusiones en lo público.

“Después enviamos unos derechos de petición a cada una de las candidaturas en donde les hicimos 80 preguntas a cada candidatura sobre temas que casi no se abordan en los debates de televisión. Y el único que no nos respondió fue Miguel Uribe, a pesar de haber estado en contacto con todas las campañas, optaron por no pronunciarse sobre los temas que preguntamos”, indicó el ejecutivo de la ONG.


Según contó Lanz, a la ONG le llegó una carta de respuesta diciendo que protegerían la familia y los derechos humanos de manera amplia, pero que no responderían más.


Otro componente era el cierre del ejercicio por medio de un debate público sobre lo público, entonces convocaron un gran debate por la justicia social en el “Parque de los Hippies”. Y como habían estado en contacto con las tres (3) campañas restantes, estaban asegurados Carlos Fernando Galán, Hollman Morris y Claudia López.


“Carlos Fernando Galán siempre nos dijo que la única excusa posible de no ir al debate era si nacía su hijo, y efectivamente su hijo nació ese día, entonces canceló. Hollman Morris y Claudia López seguían comprometidos. Entonces Claudia llegó, ya estaba en tarima, y faltando 10 minutos para que arrancáramos Morris canceló su participación porque pensó que este evento era un complot contra él”, aseguró Lanz, y expresó que a fin de cuentas el debate terminó siendo una entrevista a Claudia López.


Las últimas encuestas han puesto a Galán en la cabeza, seguida de López y Uribe que están en un empate técnico. Sin embargo, en la realización de este ejercicio ciudadano, la ganadora virtual era López, entonces no se sabe con certeza si la opinión en las calles sigue siendo más fuerte que los últimos resultados de las encuestadoras.


“Eso fue hace dos meses. Pero ahora si nos montamos en los buses no sabría qué está pasando o qué están pensando las personas”, concluyó.

bottom of page