Las confesiones de Mancuso ¿a quiénes les conviene su silencio?

Por: Laura Cano. Periodista Pares.


Esta semana se conoció que un juez estadounidense había aceptado los argumentos de la defensa del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso y había ordenado su deportación a Italia. Esta noticia fue un golpe para las víctimas del paramilitarismo, quienes esperaban que Mancuso volviera a Colombia para decir la verdad de hechos que quedaron en el limbo tras su extradición a Estados Unidos el 13 de mayo de 2008.


Esa decisión fue tomada con un amplio registro de hechos atrás, los cuales señalan varias cosas. Por un lado, la poca intención que ha demostrado el Gobierno para gestionar el retorno de Mancuso. Por otra parte, un interés político, jurídico y hasta económico con que Mancuso no cuente las cosas que le quedan por decir. Además, de un largo historial delictivo donde hay más de 75.000 crímenes cometidos bajo sus órdenes.


¿Y Duque qué?