Buscar

Lanzamiento de libro PARES

Por: Redacción Pares


Este jueves 28 de marzo el Sello Editorial de la Fundación Universitaria Católica Lumen Gentium UNICATÓLICA realizará el lanzamiento del sexto informe de seguimiento a la etapa de posconflicto en Colombia: La Reestructuración unilateral del acuerdo de paz. A dos años de la firma del Teatro Colón.

La Fundación Paz & Reconciliación –Pares, UNICATÓLICA y la Universidad de Antioquia, juntaron esfuerzos para realizar esta investigación que ha puesto bajo la lupa lo ocurrido tras dos años de haber sido firmado el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, concluyendo que se ha producido una reestructuración unilateral por parte del Estado de lo acordado con las FARC-EP.


Un balance para hacer posible la paz


Algunas de las reformas convenidas por las partes no se han hecho y ya no se harán. Dos ejemplos claros de esto son la modificación de la estructura agraria y la puesta en marcha de una nueva visión de la lucha contra el narcotráfico.


Otras se están haciendo a medias, como la reforma política de la cual hay logros parciales como el llamado Estatuto de la Oposición; otras, aún se discuten en las distintas instancias del Estado, como el Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición que sigue adelante en medio de una división enorme de la opinión al respecto y soportando entonces no pocas arremetidas y controversias; y algunas están arrancando y pueden salir adelante, como los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial.

Este documento es un riguroso balance de los aspectos fundamentales para hacer posible la paz y para contribuir a la comprensión de la realidad nacional desde una visión crítica e independiente. En estos primeros meses del gobierno de Duque, indica la investigación, se aprecia la continuidad y la profundización de la reestructuración unilateral del acuerdo.


Un gobierno que no busca transformaciones de fondo


Según el análisis abordado en este texto, han pasado tres cosas: en primer lugar, se podría decir, que el nuevo gobierno hasta el momento ha planteado cumplir unos mínimos de lo pactado. Hacer una implementación que no busca transformar de fondo las condiciones sociales, políticas y económicas que describió el acuerdo de La Habana.


Esta será una paz con pocas transformaciones. Y tercero, sobre la Reforma Rural Integral se harán algunas variaciones a la angustiosa situación que vive el campesinado; del punto de combate a las economías ilegales se mantendrá lo pactado con un grupo de familias para la restitución, pero no se avanzará más en ello; y en lo de Participación Política se logró el Estatuto de oposición. Lo demás se ha hundido o se está hundiendo en el trámite parlamentario, concluye el texto.


La paz de Duque no será la del Teatro Colón


Hay una tensión dentro del Gobierno nacional frente a cómo manejar el tema del acuerdo de paz.

Para algunos debería cambiarse todo, casi que destruirlo, para otros, hay cosas que se deben cambiar, pero preservar partes importantes del acuerdo como los PDET o el desarme de las Farc.


Y para otro grupo de funcionarios hay que cumplir en algo, pero en ese debate no se debe quedar el gobierno, hay que salir de ese círculo vicioso de paz sí o paz no. Esa tensión no se ha resuelto y el presidente no ha tomado partido.


Lo que sí es claro es que la paz de Duque no será la misma del Teatro Colón. Hay un cambio de lenguaje fundamental, a la palabra paz la cambiaron por la palabra legalidad y a la palabra posconflicto la cambiaron por la de estabilización.


Este cambio no es únicamente semántico, es más profundo.


«Es fundamental conocer cómo marcha el proceso»


Al respecto, León Valencia Agudelo, director de Pares, escritor y analista político con amplia experiencia en temas relacionados al conflicto armado en Colombia aseguró que “el estado del acuerdo de paz entre el Estado y las FARC es el principal acontecimiento del país en el siglo XXI y también el tema más controversial de la política colombiana, ha dividido a las élites, a los partidos y a la sociedad.»


«Por eso es fundamental conocer la marcha del proceso, cómo se está cumpliendo el acuerdo, qué dificultades tiene y qué diferencias afronta”, explica Valencia.


“El libro hace un balance de los dos años de implementación del Acuerdo desde los territorios, desde las regiones, con investigadores independientes en 17 zonas del país.


Busca dar a conocer de la manera más objetiva lo que ha ocurrido en el desarme, la desmovilización y la reintegración de los miembros de las FARC y lo que está ocurriendo en los municipios donde operaban las FARC antes de su desmovilización”, concluyó Valencia.