top of page

La violencia se ensaña contra El Tambo, Cauca

Por: Sergio Saavedra. Redacción Pares.


En un lapso de cinco días se ha registrado el asesinato de tres personas en el municipio de El Tambo, en Cauca. De acuerdo con la denuncia de las comunidades, se trata del líder campesino Segundo Sgustín Imbachi Gómez y de Carmen Mena Ortiz y Armando Suárez Rodríguez, integrantes del Consejo Comunitario Afrorenacer de El Tambo.


Precisamente, la Red por la Vida y los Derechos Humanos del Cauca alertaron a la opinión pública, el jueves 2 de julio, que hombres armados arribaron hasta la casa del líder campesino Segundo Agustín quien fue sacado y posteriormente asesinado. Según la Red, Segundo se encontraba con su compañera Marta Cecilia Incue y con su hija Brisny Imbachi, de cinco años.


Por su parte, el Consejo Comunitario Afro Renacer ha venido denunciando amenazas y hostigamientos a sus integrantes. En enero 27 del presente año se habían dirigido al Gobierno Nacional para que atendiera la situación de violencia que sufrían las comunidades. Sin embargo, las voces de alerta no fueron suficientes, el 22 de abril fueron asesinados Jesús Albeiro Riascos y Andrés Sabino y este lunes 5 de julio fueron asesinados Carmen y Armando. Todos integrantes del Consejo Comunitario Afro Renacer.


¿Qué sucede en El Tambo?


De acuerdo con el coordinador de la Oficina de Pares Pacífico, Juan Manuel Torres Erazo, resulta clave reconocer las condiciones geográficas del municipio para entender las dinámicas de violencia y el proceder de los grupos armados que se disputan el territorio.


Según datos de la Alcaldía Municipal, El tambo tiene cerca de 3280 km2 y limita al norte con el municipio de López de Micay; al sur con los municipios de Patía, La Sierra y Argelia; al oriente con los municipios de Morales, Cajibío, Popayán, Timbío y Rosas; al occidente con el municipio de Guapi.


Para Torres Erazo este haya sido un municipio estratégico históricamente para los grupos armados. “Las FARC-EP en su momento, especialmente el Frente Octavo, tuvo una fuerte incidencia en el municipio. Sin embargo, la presencia y el control, durante muchos años, se la ha disputado el ELN a través del frente José María Becerra” sentencia.


Antecedentes


Por otra parte, para el investigador, es importante traer a colación la desmovilización que se dio a inicios de mayo del presente año, cuando 31 exguerrilleros del ELN se entregaron en Cauca. Las entregas se dieron en el corregimiento de López de Micay. Estas desmovilizaciones, según Torres Erazo, se dieron en la fuerte arremetida del frente Carlos Patiño de las disidencias y respaldado por el frente Jaime Martínez del cabecilla ‘Mayimbú’.


Ahora bien, el frente Carlos Patiño ingresó a El Tambo por El Patía, por Argelia, atravesando Le Plateado hasta llegar al San Juan del Micay. Asimismo, precisa que se ha logrado asentar desde Morales, Huisito y La Playa. Estos dos —La Playa y Huisitó— se configuran como una gran zona cocalera del municipio de El Tambo. Así las cosas, estas dinámicas han generado que el frente Carlos Patiño del ELN se haya visto disminuido por combates con Ejército, capturas y los enfrentamientos con las disidencias.


Esta fuerte disputa que se está desarrollando en El Tambo ha generado, entre otras cosas “que muchos líderes cercanos al Congreso de los Pueblos han tenido que ser sacados del territorio”. La Defensoría del Pueblo, en abril del presente año, sacó a ocho personas amenazadas que se encontraban entre Argelia y El Tambo.


Los lastres de la disputa


Ahora bien, acorde al análisis de Torres Erazo “muchos de los asesinatos se han dado porque líderes y lideresas sociales están impulsando y promoviendo los procesos de sustitución de cultivos de uso ilícito, promotores del Proceso de Paz, procesos de restitución de tierras, otros por su cercanía al Congreso de los Pueblos o, incluso, por la estigmatización de ser cercanos al ELN.«


El frente Carlos Patiño se configura como el actor más victimizante para el municipio. “Parece que este frente le está ganando la disputa al ELN, haciéndose al control. Esta disputa por el territorio está dejando líderes y lideresas asesinados en el camino”, precisa. Además, resalta el papel que juega Huisitó por ser una zona cocalera con altos índices de asesinatos. Según el Sistema de información SIPARES, en lo que va corrido de 2020 han sido asesinados 18 líderes y lideresas en el departamento caucano. Tres de ellos, se han registrado en el municipio de El Tambo.


Alerta Temprana


“Debido al inminente riesgo de violaciones a los derechos a la vida, libertad y seguridad e infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) de la población civil que habita los Corregimientos de El Plateado, La Emboscada, El Mango, Sinaí y Puerto Rico (municipio de Argelia) y Huisitó y Fondas (municipio de El Tambo), en el departamento del Cauca”, precisa el documento.


En el documento emitido, la Defensoría se refiere a la disputa entre la columna Móvil Carlos Patiño y el Frente José María Becerra. Para la Defensoría las confrontaciones se han centrado en El Plateado (Argelia) y Huisitó (El Tambo). Asimismo, la Defensoría señala que esta disputa territorial estaría motivada porque esta región se advierte como un corredor estratégico hacia el Pacífico.

La Defensoría del Pueblo emitió una alerta temprana el pasado 7 de marzo, ALERTA TEMPRANA DE INMINENCIA No. 010-2020, dirigida a la ministra de interior, Alicia Arango.

En medio de esa conexión a la que refiere la alerta temprana, entre el centro del departamento caucano y el Océano Pacífico, se dan el “desarrollo de economías ilegales asociadas a las fases de producción y transformación de la hoja de coca, tráfico de armas y el tránsito de hombres pertenecientes a grupos armados que hacen presencia en el territorio”.


La Defensoría ha venido advirtiendo —en el caso de El Tambo— que las condiciones topográficas de El Plateado y Huisitó resultan claves para dar cuenta de la disputa a fuego y sangre por estos corregimientos. “Cuentan con cadenas montañosas y valles con gran riqueza del subsuelo, aspecto que ha permitido la proliferación de cultivos de uso ilícito en gran escala”.


Finalmente, la alerta precisa que esto ha generado, entre otras cosas, talas de bosque nativo, quemas, cobro de extorsiones, control de vehículos y retenes con cobros definidos en varios puntos del municipio.


 

«La presente publicación ha sido elaborada con el apoyo financiero del Fondo Europeo para la Paz. Su contenido es responsabilidad exclusiva del Proyecto Tejidos y no necesariamente refleja los puntos de vista de la Unión Europea»




bottom of page