La victoria de Pedro Castillo y sus miras hacia la defensa de los derechos humanos en Perú

Por: Laura Cano

Periodista – Pares

Se acerca el momento de conocer quién subirá a la presidencia de Perú, en una contienda que ha puesto a las y los ciudadanos del país vecino a votar entre Pedro Castillo y Keiko Fujimori. En un panorama general, estas elecciones pusieron sobre la mesa una decisión entre, por un lado, una candidata del partido derechista Fuerza Popular (Keiko Fujimori) y, por otra parte, un candidato de izquierda, del partido Perú Libre (Pedro Castillo). Esto luego de que en una primera vuelta Castillo obtuviera 2.724.752 votos y Fujimori 1.930.762. En aquellas elecciones, realizadas el pasado 11 de abril, participaron 14.400.630 de personas.


El pasado domingo 6 de junio se realizó la segunda vuelta. A la fecha (9 de junio), según el último boletín de la Oficina Nacional de Procesos Electorales del Perú (ONPE), el candidato del Partido Político Nacional Perú Libre, Pedro Castillo, va a la cabeza con 8.744.066 votos, es decir, el 50.19%; mientras que la candidata de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, ha recibido 8.676.855 votos, lo que representa el 49.79%. El porcentaje de actas contabilizadas es del 98.49%.

Aunque la diferencia es muy poca, todos los análisis parecieran indicar que quien llegará a la presidencia será Pedro Castillo, quien es profesor de primaria desde 1995 y ha sido un importante líder magisterial. Durante la campaña presidencial ha sabido ganar un importante apoyo especialmente en las zonas rurales de su país. Hay que recordar que Castillo llegó a ganar notoriedad luego de que, en 2017, dirigiera por 75 días una huelga de profesores y profesoras que exigían mejores salarios.