«La verdad es el antídoto para que no vuelva la guerra»