La seguridad en tiempos de paz



En el libro se llega a una conclusión diferente. Se propone el fortalecimiento del cuerpo de Policía para zonas rurales. Actualmente la DICAR o Dirección de Carabineros y seguridad Rural, cuenta con cerca de 10 mil efectivos, y se hace necesario aumentar el pie de fuerza a por lo menos 50 mil, en un periodo de 5 años.


Colombia está a punto de abordar uno de los temas más espinosos en tiempos de paz, se refiere a la reforma al sector seguridad. Si bien, el gobierno nacional se ha esforzado en manifestar que las Fuerzas Militares no serán tocadas en el postconflicto, lo cierto es que todos los expertos nacionales e internacionales coinciden en que la reforma al sector seguridad es necesaria y urgente. Una reforma que busca dar cuenta de los retos nuevos que traerá la etapa de postconflicto. La necesidad se basa en tres premisas.


Por un lado, Colombia está adelantando un proceso para ingresar a la OCDE, y entre las exigencias y recomendaciones está claro que es imposible ingresar a este grupo de países con una Policía anclada al Ministerio de Defensa. O bien se crea un nuevo Ministerio de la Convivencia, o bien se lleva la Policía al Ministerio del Interior o se crea cualquier otra figura, pero lo cierto es que una Policía en las Fuerzas Militares es insostenible.