top of page
  • Redacción Pares

«La paz es la mejor decisión que pudimos haber tomado»

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares


El líder del nuevo partido Farc, Rodrigo Londoño, informó este miércoles en una carta dirigida a los integrantes de su fuerza política que, pese a los incumplimientos del gobierno, seguirán respaldando el Acuerdo de Paz. La misiva se da en un contexto en el que su anterior aliado, Iván Márquez, expresara a la opinión pública que entregar las armas habría sido un error.


En ese sentido, Londoño, más conocido como Timochenko, rompió relaciones con Márquez al decir que actitudes y comportamientos como los adoptados por él y quienes lo siguen, “apuntan a pisotear eso que para los revolucionario (…) es algo sagrado. La autoridad moral del partido. En esas condiciones, con hondo pesar, debo reconocer la necesidad de marcar distancias con ellos. Somos un partido para la paz, nunca seremos un partido para la guerra”.


Como expresó en la misiva, el objetivo del partido, surgido tras la firma del Acuerdo de Paz en noviembre de 2016, consiste en arrinconar los sectores que quieren volver atrás la rueda de la historia. Sin embargo, no se logra empuñando un arma, sino valiéndonos del poder de la palabra.


El panorama para Iván Márquez


Desde el año pasado Iván Márquez, líder negociador de las entonces Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), renunció a su curul en el Congreso a pocos días de la captura de Jesús Santrich -que aún se encuentra en prisión-, y desapareció del radar de sus compañeros.

En algunas ocasiones se dijo que estaba en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) del departamento de Caquetá. Sin embargo, nadie ha podido establecer su paradero.


En la opinión pública se rumora que Márquez retomó el camino de las armas, sin embargo, él sigue reapareciendo de manera periódica expresando que no tiene garantías de seguridad ni jurídicas para seguir por el camino de lo pactado en La Habana.


A inicios de este mes debió presentarse a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) para la diligencia del expediente No. 001 que tiene relación con las retenciones ilegales adelantadas por las Farc, sin embargo, argumentó las mismas razones anteriormente expuestas para no asistir.


El pasado lunes, Márquez apareció sorpresivamente en redes sociales y señaló que “a los guerrilleros en los ETCR y a todos los colombianos. Es hora de levantar la voz contra la mezquindad humana del sistema encabezado por del uribismo y la embajada de los EEUU contra el sueño de paz de millones que buscaban poner fin a más medio siglo de confrontación armada”.


“Al dirigirse Iván Márquez al conjunto de nuestra gente agrupada en los ETCR, se refiere a la necesidad de reiterar autocríticamente que nos equivocamos al dejar las armas. Creo que si vamos a hablar de autocríticas, la primera que debía emanar de su parte es la de haber abandonado la responsabilidad que le otorgó nuestro partido, y en la que confió el país y la comunidad internacional”, respondió por su parte Timochenko.


Y agregó que desafortunadamente Márquez salió del proceso sin ningún tipo de explicación, y se negó a ocupar su curul en el senado cuando el Partido lo necesitaba más presente.


“Nuestro partido nació con el propósito de tender lazos y puentes con todos los sectores de la vida nacional, a fin de ganar simpatías, solidaridad y unidad de propósito hacia la creación de un nuevo país. Los planes de combate y el enfrentamiento quedaban atrás para siempre. Nuestra tarea sería sumar y multiplicar, nunca restar y dividir”, agregó el jefe de la Farc.


Impacto de la carta de Timochenko


De acuerdo con el subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación-Pares, Ariel Ávila, el pronunciamiento de Timochenko tiene un sentido político y es que Iván Márquez se está tomando la base de la Farc porque la base de la Farc se siente traicionada.


Y lo que hay que dejar claro es que se rompen unos lazos políticos, más no reconoce que Márquez este o no delinquiendo. De trasfondo hay un debate político.


“Lo segundo es que hay una división en el partido e Iván Márquez está por fuera de las Farc, entonces lo ideal es que Márquez vuelva al proceso así no vuelva a la Farc, es decir, que comparezca ante la JEP”, indicó el analista.


Esto demuestra que dicho partido está roto, que hay dos facciones grandes en la Farc y que en este momento Márquez está fuera tanto del partido, como del proceso. Actualmente no está comprometido con el Acuerdo de Paz; pero, en el caso que se resuelva la situación de Santrich lo ideal sería que Márquez regresara a los compromisos del pacto, así no vuelva a la Farc.

“Y lo tercero: ¡bienvenidos a la democracia!, así son los partidos políticos y las Farc no estaban preparados para eso”, agregó Ávila.


Por eso, es claro destacar que, si bien Timochenko rompió relaciones políticas con Márquez, esto no indica que el segundo esté delinquiendo.


Es un tema político, pero como la opinión pública no sabe lo que está pasando, dentro de la Farc se especulan todo tipo de versiones y el problema real es que Iván Márquez le está quitando las bases al partido y por lo tanto Londoño intenta recuperarlas con este mensaje.

bottom of page