“La oligarquía está engendrando niños de dos cabezas”