La humillación del Gobierno

Por: Walter Aldana Político social alternativo

Es una ley que todo estimulo genera una reacción, y eso es lo que está ocurriendo previamente a la movilización del 20 de julio del 2021. Al acoso agresivo contra las comitivas que se dirigían a la Asamblea Nacional Popular a desarrollarse en la Cali de la resistencia, y a la consabida rueda de prensa policial con el objetivo de “dar a conocer un plan urdido por las guerrillas de infiltrar a la movilización para generar el caos”, se suma la iniciativa que presentará el Ejecutivo al Congreso de la República en el inicio de legislatura.

Se trata, ni más ni menos, de la “nueva” reforma tributaria: perverso proyecto de ley, no consensuado ni discutido con los sectores del paro nacional. Olvida este presidente autista que fue la presentación de la anterior reforma, junto con el desconocimiento del exministro del costo de una docena de huevos, lo que genero el estallido social.

Debe saber el Gobierno que no bastó con los más de 60 muertos a presuntas manos de la fuerza pública, en algunos casos con la ayuda de civiles denominados hoy por hoy “gente de bien”, hombres en esta sociedad patriarcal que, pistola en mano y al lado de la “seguridad” de los colombianos, dispararon contra las personas marchantes.

Es un Gobierno que humilla a sus gobernados, a sus representados, que olvida su misión y visión de servidores públicos para convertirse en los dueños del erario, la infraestructura institucional e incluso de la vida. Esto después de que el expresidente y expresidiario autorizara el uso de las armas.

La soberbia gubernamental dio como resultado no dialogar, no acordar, enredar a gobernadores y alcaldes con mesas de negociación donde llegan los funcionarios nacionales sin capacidad de decisión y con bajo rango de representatividad institucional.

Pretende el poder central que, para las solicitudes de quienes protestan. los entes territoriales comprometan lo poco que queda de los dineros de regalías.

Se viene una jornada de protesta partir del 20 de julio. No dejarse provocar y lograr que sea pacifica es el interés de las personas movilizadas; el de los señores de la guerra (guerrillas y Gobierno), será el de generar actos que llamen a la represión y el abuso de autoridad, donde se evidencia el tratamiento represivo a falta de ideas. Humillar para someter e