La democracia necesita a Gustavo Petro

Por: Redacción Pares.


Este lunes, se conoció a través de un comunicado público difundido por Verónica Alcocer, esposa del senador Gustavo Petro Urrego, que el excandidato presidencial y exalcalde de Bogotá, su esposa y su hija menor dieron positivo a la prueba de covid-19. Hoy más que nunca, en medio de la emergencia nacional por la pandemia de COVID-19, la democracia colombiana necesita de un control político por parte de las figuras políticas que encarnan la oposición.


Durante muchos años, definir la oposición en Colombia era una tarea fácil. En lo fundamental, había un pequeño espectro de izquierda en el Congreso de la República, siempre era arrollado por la coalición de gobierno, está última casi siempre era superior al 80%. Hoy hay un grupo muy importante de líderes políticos y parlamentarios que se han configurado como la oposición al Gobierno Nacional. Gustavo Petro, con más de 8 millones de votos en las elecciones presidenciales de 2018, se convirtió -a pesar de la derrota- en el líder natural de la oposición política.


Gustavo Petro es una de esas figuras que lidera y representa a un gran sector de la oposición política al gobierno del presidente Duque y a los partidos políticos hegemónicos. La izquierda, tal y como lo ha señalado León Valencia, analista y director de Pares, tiene el reto histórico de darle a la derecha colombiana una lección civilizatoria, una lección democrática, una lección de lealtad a las instituciones.

«Mi solidaridad con Gustavo Petro y su familia, les deseo la más pronta recuperación, es vital para la democracia colombiana». señaló León Valencia, analista y director de Pares, desde su cuenta de Twitter.