• Redacción Pares

José Elías Melo, Sarmiento Junior y Odebrecht

Por: Carol Sánchez.

José Elías Melo fue presidente de Corficolombiana, filial del Grupo Aval, entre 2008 y 2016, cuando renunció a mediados de abril alegando razones personales. Menos de un año después de su renuncia, en enero de 2017, la Fiscalía lo llamó a interrogatorio porvconsiderar que podía tener información sobre los sobornos por 6.5 millones de dólares que la multinacional brasilera Odebrecht le había pagado a Gabriel García Morales, exdirector de la INCO, para la adjudicación del Tramo II de la Ruta del Sol.


Sin embargo, Melo pasó rápidamente de interrogado a sospechoso. Pues, en febrero de 2017, Luis Antonio Bueno Junior, exdirector de Odebrecht Colombia, aseguró que el exejecutivo de Corficolombiana tenía pleno conocimiento de los pagos que se le hicieron a García Morales. Desde ese momento, la Fiscalía empezó a recopilar pruebas que llevaron a que en agosto de ese año le imputaran a Melo cargos por cohecho por dar u ofrecer e interés indebido en la celebración de contratos. Aunque el exdirector de Corficolombiana no aceptó los cargos, fue enviado a la cárcel de manera preventiva el 23 de agosto de 2017, pues el juez consideró que representaba peligro para la investigación. Cinco meses después otro juez le otorgó la libertad.


Tras meses de aplazar el juicio, el 21 de enero de 2018, por fin los testigos de la Fiscalía, Luis Antonio Bueno Junior, Luiz Antonio Mameri y Luiz Eduardo Da Rocha Soares, exdirectivos de Odebrecht en Colombia, dieron sus declaraciones a la justicia colombiana. El testimonio más revelador fue el de Bueno Junior, quien aseguró que «(Melo) me dijo que estaba de acuerdo con el pago al viceministro pero que tenía dificultad en Grupo Aval, que iba a comentarle a Luis Carlos Sarmiento Junior. Le dije que Odebrecht pagaría el cien por ciento, y que luego entre las empresas ajustaríamos cuentas”. Según el brasilero, no sabe si, en efecto, Melo consultó la decisión con Sarmiento Junior.


La Fiscalía asegura que “probará que el Grupo Aval hizo una auditoría para determinar la responsabilidad de empleados de Corficolombiana, y que allí Mauricio Millán relató el pago aprobado por Melo”. Según Millán, quien entre sus funciones tenía la de aprobar pagos por la obra de la Ruta del Sol Tramo II, encontró pagos irregulares de facturas por hasta 18.000 millones de pesos y que “antes de realizar ese pago le consulté al doctor Melo presencialmente. El doctor Melo me dijo que si estaba dentro del presupuesto y las reglas establecidas, lo correcto era que lo hiciera”. Esta es una de las principales pruebas que tiene la Fiscalía contra el exdirector de Corficolombiana.


Hoy, el caso sigue en juicio. La Fiscalía espera que Melo sea declarado culpable. Pares le presenta una línea de tiempo sobre este caso: